Fútbol Femenil

Kishi Nuñez, la flamante incorporación de Boca no es una promesa, es presente

Anuka Fernandez Fuks
Kishi Nuñez festeja el gol ante Racing
Kishi Nuñez festeja el gol ante Racing /
facebooktwitterreddit

La delantera de 16 años, que hace unas semanas volvió a Argentina tras disputar el torneo de L'Alculdia con la Selección Sub-20, cambió los colores de Argentinos Juniors por el azul y oro de Boca y ya puso a soñar al equipo xeneixe, que está a tan sólo un punto de UAI Urquiza, líder del Torneo YPF.

El equipo dirigido por Jorge Martínez le ganó a Racing por 3 a 0 en la última fecha del Campeonato y se puso a una sola unidad de distancia de UAI, que empató en cero con Lanús. La gran protagonista del partido fue la reciente incorporación del club de La Ribera, que lleva la 21 en su espalda.

La joven, ex futbolista de Argentinos Juniors e integrante de la Sub20 nacional, fue la goleadora del partido. Convirtió los tres tantos para su equipo y se llevó la pelota. No es la primera vez que se la lleva, más bien es la séptima. La última vez había sido en junio de este año jugando para Argentinos.

Los medios la señalan como una promesa del fútbol femenino sin embargo la joven de 16 años dice que el futuro llegó hace rato y estampa su sello en la cancha. Brava y atrevida. Gambeta y remate para la oriunda de Casanova en el oeste bonaerense. Su nombre significa beso de la luna y aprendió a jugar al fútbol a los tres años en el Club Social y Deportivo El Tambo, que fundó su tío Rubén para que los chicos y chicas del barrio dejaran de jugar en la calle.

Kishi enamora a clubes propios y rivales. A donde va, la quieren fichar. la pandemia del covid 19 la encontró jugando para La Fragata. Comenzó en infantiles pero dos días después la subieron a juveniles y una semana más tarde a Reserva. Cuando el aislamiento comenzó, tomó apuntes por zoom en las reuniones de la selección nacional sub15.

De vuelta en las canchas, su equipo enfrentó a Argentinos Juniors. Su equipo ganó con dos goles suyos. Pero hubo chispazos de admiración por parte del Bicho de La Paternal, que la sumó a su plantel a mediados de 2021. En apenas un año se convirtió en su goleadora histórica: 15 goles en su primera temporada en la Primera B.

Ahora, es el turno de enamorar a la hinchada xeneixe y eso parece demasiado fácil para Kishi. debutó en la fecha número contra Estudiantes, en el Country de City Bell. A los pocos minutos del segundo tiempo, se paró por izquierda, a pierna cambiada, y mostró la velocidad de arranque, el ataque a los espacios y su potencia frente al arco. Ahí, en su debut marcó el primer gol con Boca. una semana después, marcó otros tres. “No corro detrás de una pelota, corro detrás de un sueño”, dice en sus redes.

facebooktwitterreddit