90min

José Luis Palomino: "Cuando me llamó Burdisso para Boca, yo quería formar parte de ese proyecto, pero no se pudo"

SSC Napoli v Atalanta BC - Serie A
SSC Napoli v Atalanta BC - Serie A | Francesco Pecoraro/Getty Images

Si bien el fútbol en Europa sigue su rumbo a toda marcha y parecería estar ajeno a la incertidumbre que vive el mundo entero por el coronavirus, está claro que la situación no es tal. Muchos futbolistas se han contagiado de Covid 19 y tantos otros están padeciéndolo en la actualidad.

Entre los primeros se encuentra José Luis Palomino, nuestro entrevistado de la fecha, quien se encuentra recuperándose de la enfermedad y gentilmente nos atendió desde Atalanta, su nuevo lugar en el mundo.

En exclusiva para 90min, el argentino habló sobre su presente en el club italiano, qué significa ser dirigido por Gian Piero Gasperini y tener como compañero al Alejandro 'Papu' Gómez, uno de los jugadores más en forma del momento. Además, opinó sobre el reciente sorteo de la Champions League, que ubicó a su Atalanta en el grupo D, se enfrentará al poderoso Liverpool, al siempre complicado Ajax y, en teoría, al débil FC Midtjylland, de Dinamarca. "Terrible el sorteo, jugar con el Liverpool y el Ajax. Pero está bueno, vamos a ver qué pasa. Era esperable que nos tocasen dos equipos buenos. A prepararse para hacer lo mejor".

Hace pocas semanas volvió a rodar la pelota en la Serie A y el Atalanta rápidamente se encargó de aclarar que lo sucedido la temporada pasada no fue casualidad: en los dos primeros partidos despachó 4-2 al Torino y 4-1 a Lazio, ambos como visitante. En el primer encuentro, Palomino no pudo estar presente por estar contagiado de coronavirus, por lo que su debut se produjo ante el conjunto de Roma.

La victoria frente a Lazio fue contundente y volvieron a marcar por cuatro. ¿Qué se siente?

Alegría y satisfacción, porque era un partido un poco complicado. Siempre solemos hacer buenos partidos con Lazio, pero terminamos empatando o perdiendo. Estamos contentos porque las cosas nos salieron bien. Cuando hicimos el cuarto gol, el partido se terminó, pero hasta el tercero ellos apretaban. Cuando el 'Papu' metió el último, terminó.

Alejandro Gomez
SS Lazio v Atalanta BC - Serie A | DeFodi Images/Getty Images

¿Creés que esta temporada van a poder pelearle palmo a palmo la Serie A a la Juventus y al Inter?

Que el equipo no se haya desarmado nos favorece, porque las ideas las tenemos bastante claras y los que se van sumando, las agarran. Pienso que sí, tenemos dos partidos recién pero creo que tenemos para poder pelear ahí arriba. Obviamente queremos hacer fuerza para estar entre los primeros tres. La temporada pasada en la primera mitad hicimos 30 puntos, nuestro objetivo para esta es hacer 40, sería lo ideal.

¿Atalanta puede derrocar finalmente a la Juventus?

No es fácil. Cuando jugamos contra ellos le hacemos partido y competimos, los últimos años estuvimos ahí. La diferencia está en el transcurso del campeonato. Nosotros este domingo jugamos contra el Cagliari que por ahí parece accesible, pero no es así. Los equipos que están abajo te terminan ganando, siempre nos complican más que los grandes. Es importante que encaremos todos los partidos de la misma manera.

La diferencia está en que la Juve saca más puntos que nosotros. Ojalá este año lleguemos más equilibrados en puntos para ver cómo se dan los partidos entre sí, porque eso también juega desde lo mental.

¿En algún momento creíste que la última Serie A iba para ustedes?

Sí, en un momento me ilusioné, pero sabía que era difícil. El Juventus-Atalanta fue decisivo, terminamos empatando pero no alcanzó. Después ellos fueron perdiendo puntos, nosotros también.

No era fácil, veníamos jugando cada tres días, teníamos la Champions también y si vos te fijás, nosotros somos 14 jugadores, los once titulares y los tres que entran siempre. Ahora hay cinco cambios, pero juegan y entran casi siempre los mismos.

Atalanta y Juventus empataron 2-2 en un partido clave de la última Serie A
Atalanta y Juventus empataron 2-2 en un partido clave de la última Serie A | MB Media/Getty Images

¿Cómo fue estar contagiado de coronavirus?

Fue un momento complicado, porque cuando mis compañeros volvieron a entrenar después de las vacaciones yo estaba con el virus y pensaba que no iba a llegar. Por suerte el primer partido no lo jugamos en ese momento, que fue el que enfrentamos a Lazio. Tuve fiebre los primeros tres días, no se me pasaban más. Nosotros nos hacemos los tests cada cuatro días, así que estamos controlados.

¿Qué recuerdos tenés de los cuartos de final contra el PSG por la Champions?

Me dejó la sensación de que estuvimos ahí. A veces nos pasa que en 5 minutos perdés los partidos. Hasta el 1-1 yo decía "vamos que todavía se puede" y después nos pusieron dos pelotas en las que no perdonaron. Terminamos frustrados porque sentíamos que podíamos, si bien era un equipo de un pueblo contra un poderoso, se sentía la energía. Fue una lástima perderlo como lo hicimos.

¿Cómo fue enfrentarlo a Neymar enojado?

Entré faltando 20 minutos, pero no presté atención a Neymar, Mbappé. Yo miraba lo que hacía mi equipo. Es un grandísimo jugador, estaba fastidioso en el primer tiempo, pero al estar de esa forma, puso dos pelotas y ganó el partido. Es de esos jugadores que en cuanto te desconcentrás un poquito, lo ganan. También el PSG tenía mucho material para poder cambiar, en cambio nosotros veníamos con lo justo.

Palomino tuvo la dura tarea de marcar a Neymar en Champions League
Palomino tuvo la dura tarea de marcar a Neymar en Champions League | David Ramos/Getty Images

¿Qué diferencia notaste entre jugar la Champions con el Atalanta y con el Ludogorets?

El Ludogorets durante el año gana tranquilo y en Champions lo sufre, porque no está acostumbrado a ese nivel. En cambio, en la liga italiana, al ser un poco más competitiva, llegás de otra manera porque te enfrentás a equipos que tienen experiencia. Los primeros partidos con el Atalanta no nos fue bien, pero de poco fuimos mejorando, nos tomó tres partidos sacarle la ficha.

Sueño jugar en la selección y ganar un Mundial. Yo cuando escucho hablar a Oscar Ruggeri se me pone la piel de gallina

A mediados de 2017, Palomino, que pertenecía al Ludogorets de Bulgaria, pasó al Atalanta a cambio de 4.5 millones de euros. Un año antes, hizo su presentación en el banquillo del equipo de Bérgamo el entrenador que cambió la cara del plantel, el italiano Gian Piero Gasperini.

¿Cuál es el secreto de Gasperini? ¿Adaptar lo que tiene de la mejor manera?

Te hace entender lo que es el fútbol. Cuando llegué al Atalanta sentí que comencé a entender más el juego, también desde lo táctico. Corrige los pequeños detalles y le gusta enseñar, a mí me ayudó un montón. Es un formador y por eso el equipo lo entiende, sabemos cómo queremos jugar. Entonces si vos ves cómo son las cosas y tenés la idea clara, te va bien.

Hay seleccionadores que tienen material y toman la decisión, en cambio el entrenador que tenemos nosotros te va formando, te dice qué es lo que quiere, te hace mejorar. Nosotros tenemos aceitada la idea, pero debemos mejorar la concentración. Sabemos que tenemos el mejor ataque, pero recibimos muchos goles y no por ser ofensivos, si no por desatenciones de la defensa y el mediocampo.

Gasperini, entrenador histórico del Atalanta
Gasperini, entrenador histórico del Atalanta | DeFodi Images/Getty Images

¿Se podría decir que estar en el Atalanta es como estar en el Disney de Bérgamo?

No tan así, existe presión que nos ponemos nosotros. Queremos estar entre los mejores y ser competitivos, si algo hicimos mal lo tenemos que mejorar. No vivimos relajados por el entrenador que tenemos y cómo somos como grupo. Hay una buena competencia en el plantel y eso ayuda mucho. Nos pasa una o dos veces por año que nos relajamos un poco y después nos damos cuenta que ese no es el camino y vamos hacia otro lado.

Esta temporada, con el Atalanta queremos hacer fuerza para estar entre los primeros tres

¿Cómo es el 'Papu' Gómez? ¿Es tan extravagante como aparenta?

Es un tipo tranquilo, es verdad que está mucho en las redes, pero no es así. A él lo veo muy metido, hace rato que hace las cosas bien y para nosotros es un jugador muy importante, súper profesional.

Con el "Papu" jugamos juntos en San Lorenzo, cuando yo recién estaba apareciendo. Concentramos juntos el primer año acá en Italia, estamos mucho tiempo juntos. Nos reencontramos más maduros y tenemos una gran relación.

Ahora tiene la oportunidad de ir a la selección argentina... ¿qué pensás de su convocatoria?

Estoy muy contento por él, por todo lo que hizo y hace, es un premio al esfuerzo. Si es grande o no, él mismo lo dijo, está en condiciones para ayudar y está en un buen momento.

Alejandro 'Papu' Gómez, nuevamente convocado a la selección argentina
Alejandro 'Papu' Gómez, nuevamente convocado a la selección argentina | Power Sport Images/Getty Images

¿Querés ir a la selección?

Si, me encantaría. La selección es algo muy especial, tenés que hacer las cosas bien durante mucho tiempo. Es un sueño para cualquiera, no es fácil y tenemos la fortuna de contar con muchos jugadores en el puesto. Está bien que se premie al que está en un buen momento, pero el técnico debe armar el equipo, darle oportunidades a los que están bien.

Sabemos que hace un tiempo te llamó Burdisso para llegar a Boca. Ahora está Román, ¿te gustaría que te llame?

Son momentos. Cuando hablé con Burdisso, Atalanta no estaba en el momento que está ahora y yo iba a ir porque había hablado con Nico, que para mí representa mucho. Que me venga a hablar alguien que yo admiro, me daban muchas ganas. Yo quería formar parte de ese proyecto, pero no se pudo.

¿Te ves volviendo a la Argentina?

Sí, porque por momentos extraño y más cuando las cosas no están bien como ahora. Me da melancolía. En todas las vacaciones voy a Tucumán y esta vez no pude. Cuando termine mi carrera quiero volver a Argentina, si es a jugar mejor, pero si no, a vivir.

¿Qué extrañás de Tucumán?

El día a día, mis amigos, mi familia. Soy argentino, me gusta mi país y donde me crié. Me gustaría volver y reencontrarme con eso. Espero el año que viene poder volver durante las vacaciones y reencontrarme con los míos. Siempre lo dije, me gustaría volver, pero no por hacerme el patriota, si no porque lo siento así.

El Palomino de 30 años, ¿piensa en algún entrenador y dice "viste que me tendrías que haber dado una oportunidad"?

Yo cuando jugaba en San Lorenzo estaba distraído en el sentido que no era tan profesional como lo soy ahora, casi que no miraba fútbol y también era una etapa difícil. Nos tocó luchar por la permanencia en Primera, no jugaba en mi posición. Tuve algunos entrenadores que eran seleccionadores, o por ahí de lo distraído que estaba no prestaba atención. Cuando vine a Europa empecé a modificarlo, desde el descanso, la alimentación y la forma de entender el fútbol.

¿Dónde te gustaría retirarte?

En un club que sepa a lo que juega. Si yo tengo que volver a Argentina y no estudio bien a dónde voy, puede ser contraproducente. Por ahí por el hecho de ser experimentado le querés enseñar a un compañero cómo se tiene que parar, cómo se tiene que mover y no quiero. Me gustaría ir a un equipo que tenga una idea y yo acompañe con un proyecto deportivo.

¿Y dónde sentís que iría mejor Palomino?

Veo poco el fútbol argentino, pero si en su momento elegí Boca es porque miré con buenos ojos. Pienso que es una posibilidad. En su momento llegará, por el momento quiero estar acá mucho tiempo. Quiero seguir jugando, aprendiendo, porque para mí siempre hay cosas por mejorar, corregir y seguir entendiendo.

¿Te queda algún sueño por cumplir?

Sueño jugar en la selección y ganar un Mundial. Yo cuando escucho hablar a Oscar Ruggeri se me pone la piel de gallina. Lograr eso es algo que no tiene precio, sería grandioso.