Escándalo en Brasil tras el Inter-Gremio: burlas por el posible descenso, batalla campal y ocho expulsados

Gastón Hirschbrand
lo que desató el caos
lo que desató el caos / Silvio Avila/GettyImages
facebooktwitterreddit

El fútbol brasileño nos acostumbró a ver escándalos, batallas campales y partidos que terminaron de la peor manera. Esta vez el caos ocurrió en el clásico de Porto Alegre, en donde Inter le ganó 1-0 a Gremio.

Al finalizar el encuentro, los locales festejaron la victoria mostrando ataúdes de cartón con los colores del eterno rival y que llevaba una B. Claro, Gremio está en zona de descenso y la derrota de ayer profundizó la fuerte crisis que vive

La provocación tuvo su precio y generó la reacción de los jugadores. Estos salieron a correrlos y no faltaron las patadas, las piñas y los expulsados. Todo terminó en escándalo y tuvo que intervenir la policía para que pase a mayores.

El árbitro argentino Fernando Rapallini fue el encargado de dirigir el partido y fueron ocho los futbolistas que vieron la tarjeta roja: Luciano, Pepe, Caio Henrique y el suplente Paulo Miranda en Gremio y Victor Cuesta, Edenilson, Moises y el suplente Bruno Praxedes

Gremio quedó a siete puntos de Bahía (el último que se está salvando) y quedan nueve fechas para que finalice el Brasileirao. Un gigante que tiempo atrás estaba peleando por ganar la Copa Libertadores y que está muy cerca de bajar a la segunda categoría.

facebooktwitterreddit