Selección Argentina

Gustavo Alfaro: "Me siento identificado con Scaloni porque armó un equipo con Messi y no alrededor de él"

Diego Yudcovsky
facebooktwitterreddit

No falta nada para conocer a los clasificados sudamericanos para el Mundial de Qatar 2022. Las Eliminatorias de la CONMEBOL, según una buena cantidad de entrenadores, son reconocidas como las más complicadas del mundo.

En este contexto, quien ha sabido hacer pie y lograr grandes resultados ha sido la selección de Ecuador, que con un empate ya se asegurará su pasaje a la próxima Copa del Mundo.

En una entrevista exclusiva para 90min, dialogamos con Gustavo Alfaro, entrenador de la selección tricolor, que describió cómo fue el proceso clasificatorio para el combinado ecuatoriano y qué cuestiones tiene en cuenta para encarar los partidos ante Paraguay y Argentina. Como no podía ser de otra manera, le dedicó un apartado a lo que piensa sobre su colega Lionel Scaloni y lo que ha construido en la selección de su país natal, con Lionel Messi como figura.


Alfaro arribó a la selección ecuatoriana en septiembre del 2020, un mes antes de comenzar las Eliminatorias rumbo al Mundial de Qatar 2022 , justamente en la previa al partido con Argentina. Su paso anterior había sido dirigir a Boca Juniors, en el que dirigió 50 partidos y fue campeón de la Supercopa Argentina en 2019.

FBL-WC-2022-ARG-ECU
Alfaro en su debut con la Selección de Ecuador en la 1° fecha de Eliminatorias Sudamericanas ante Argentina. / MARCELO ENDELLI/GettyImages

Estás a un paso de clasificar al Mundial de Qatar 2022. ¿Cuando arrancaste a dirigir a Ecuador esperabas estos resultados?

No sé si los esperaba, obviamente que los deseaba. Cuando uno inicia un proceso está cargado de ilusiones, más allá de los obstáculos que se deben atravesar. Sobre todo con las Eliminatorias sudamericanas que son las más complejas de jugar, donde hay una paridad muy grande. Cada partido es muy difícil por las condiciones climáticas, alturas, latitudes y es más complicado para preparar.

Nos tocó arribar en un contexto complicado en Ecuador, no sólo porque Jordi Cruyff había decidido alejarse del cargo, sino que también había una coyuntura dirigencial en la que se pedía el desplazamiento del Presidente de la Federación. No eran las condiciones ideales para arrancar. Cuando llegué no había nada para poder construir, no había un proceso armado. Acá hubo que ajustar todo en cuanto al scouting de jugadores, tanto en Ecuador como en el exterior.

Como les dije a los jugadores en la fecha anterior, resta la parte más difícil que es cerrar la clasificación a la Copa del Mundo. Porque uno se puede encontrar peleando, pero otra cosa es conseguirlo. Tratamos de mantener a todos los jugadores en un estado de selección permanente.

Hablando de cuestiones climáticas y geográficas, ¿ese es el motivo por el que el partido ante Argentina se juegue en Guayaquil?

No, obviamente no es lo mismo jugar en La Paz, en Quito por la altura, o hacerlo en Asunción o en Barranquilla por el calor. Son cosas diferentes en cuanto a los climas. Yo en la primera etapa analicé los equipos de Ecuador que habían clasificado a los Mundiales y mayoritariamente tenía jugadores que jugaban en la altura. Revisé la última eliminatoria, en la que Ecuador había arrancado muy bien y después no pudo finalizar bien en el proceso de Gustavo Quinteros. Observé que en el medio de la convocatoria, desde la conformación de su plantel, muchos jugadores que en el inicio eran de altura, habían dejado de tener continuidad y la selección no estaba conformada por jugadores de ese terreno. Como consecuencia trajo resultados que no eran los esperados y no pudo participar del Mundial de Rusia.

FBL-WC-2022-SAMERICA-QUALIFIERS-ECU-BRA
FBL-WC-2022-SAMERICA-QUALIFIERS-ECU-BRA / RODRIGO BUENDIA/GettyImages

En las primeras fechas nos tocó enfrentar a Colombia, Uruguay y Bolivia en la altura. Yo utilicé seis de once jugadores para esa condición y ganamos los tres partidos. Como eran jugadores jóvenes, fueron vendidos y ya no tenían partidos en la altura. Más allá que uno tiene futbolistas locales, pero no eran decisivos en sí mismos. Por ejemplo el caso de Moisés Caicedo que era de altura y de pronto se fue a jugar a Inglaterra y perdió esa aclimatación. Mi desafío era que se deje de pensar que los rivales venían a jugar a "la altura de Ecuador", sino que digan que vienen a jugar con Ecuador.

El hecho de jugar en Guayaquil frente a Argentina se da por una cuestión de aclimatación. Nosotros primero debemos jugar en Ciudad del Este ante Paraguay y observamos que son climas similares. A su vez, hay un aspecto económico que es primordial, porque la cancha de Barcelona tiene una capacidad mayor de albergar público. Es la posibilidad de generar un ingreso genuino y acomodar las finanzas de la Federación Ecuatoriana.

Suelen tildarte como un entrenador defensivo, pero, en cuanto a las estadísticas, Ecuador es el segundo equipo en cantidad de goles (25) en las Eliminatorias detrás de Brasil. ¿Te molesta ese rótulo? ¿Cómo convivís con eso?

Llevo 30 años de carrera. Antes daba todas las batallas y terminás desgastándote en cuestiones inútiles. Einstein decía: "Es mucho más fácil desactivar un átomo que un preconcepto". Los entrenadores son como los inquilinos. Podés tener un departamento y si se lo rentás a un buen inquilino, cuando venza el contrato te lo va a devolver con las paredes pintadas, con el jardín arreglado, no vas a tener las paredes manchadas y la tapa del baño rota. Cuando las cosas no son de uno, a veces no las cuida como si fuesen propias. Si nosotros somos buenos inquilinos, tenemos la obligación de dejar la selección mejor de lo que la tomamos.

Vos dabas el dato de la cantidad de goles, pero te aporto otros. Ecuador es el equipo que más alto defiende en Eliminatorias, que más lejos lo hace de su propio arco por encima de Brasil. Es un dato importante el de la presión, porque los que más rápido y mejor lo hacen en el mundo son Brasil, Alemania, España, Francia, Bélgica. Les inculco a los jugadores que, si el día de mañana debemos enfrentar a estos rivales, debemos proponernos hacerlo como lo hacen ellos. Según estadísticas, Ecuador es el equipo que más rápido recupera la pelota en Sudamérica.

No es agradable escuchar críticas permanentemente, de la misma forma que no me gustan los elogios. Tenemos que estar más allá de eso. De un tiempo a esta parte dejo que el trabajo hable por sí mismo. Cuando me vaya, voy a dejar una mejor selección de lo que la tomé. En función de lo que deje, van a ver si fui un buen inquilino o un mal inquilino.

No nombraste a Argentina entre los equipos que mejor ejercen la presión. ¿Tenerlo a Messi puede influir en esta cuestión?

No, yo creo que una de las cosas muy buenas que hizo Scaloni en este tiempo es formar un equipo con Messi. Siempre en Argentina decíamos "es Messi y 10 más" y la idea era formar un equipo alrededor de él. Yo creo que esta es una selección con Messi. Le ha tocado jugar varios partido sin él y lo ha hecho de la misma manera. No es lo mismo el peso que puede darle Lionel a Argentina, así como Neymar se lo puede dar a Brasil. Son jugadores que tienen su impronta y su peso propio.

Argentina no es un equipo que defienda tan alto, pero es de los equipos que más tenencia de pelota tiene. El primero es Argentina, el segundo Brasil y el tercero es Ecuador. Eso habla de la capacidad técnica que tiene el equipo y eso no lo puede hacer solo Messi. Nosotros le doblamos la marca como hacen todos los equipos en el mundo, sin embargo cuando la pelota pasa por De Paul, por Paredes, o cuando está Lo Celso, el 'Papu' Gómez o Di María, es un equipo que se ofrece permanentemente para darle un sentido de seguridad y eso hace que Argentina juegue más en campo contrario y no necesite tanto de la presión.

Es una selección que está muy sólida, porque encontró un arquero y una columna vertebral que le da mucha seguridad al equipo. Creo que antes éramos más Messi dependientes y hoy hay una cantidad de recursos muy importantes que hacen que la presencia de Leo se potencie más en ese aspecto.

¿Cómo se convive con el hecho de ser argentino y tener que enfrentarlo con otra selección?

El entrenador de fútbol hace un sacrificio muy grande de su personalidad. Si no sacrificás tu personalidad, no podés sobrevivir a los vaivenes de esta profesión. Cuando las cosas van bien te sentís el dueño de la realidad revelada y te pensás que estás en la altura máxima. Cuando te va mal te sentís la peor porquería del mundo. No es ni una cosa ni la otra. Para mantenerse al margen de esas pasiones que te llevan hacia distintos lados, uno tiene que hacer un sacrificio de personalidad muy grande y está vinculado al sentimiento. Por eso no grito los goles, no lo vivo de esa manera, porque maté mi pasión.

Obviamente que soy argentino, voy a morir siéndolo y es un sentimiento absolutamente sublime que tengo. Pero cuando yo enfrento a la Argentina enfrento a un rival que esta buscando lo mismo que quiero yo. En esos 90 minutos voy a hacer lo máximo para que Ecuador gane el partido, pero después le deseo lo mejor a Argentina.

Si llegamos a ir al Mundial y tenemos que enfrentar a Argentina lo voy a querer eliminar con todo lo que eso significa. Es mi trabajo y mi responsabilidad, porque sino, no estaría siendo leal para con 17 millones de ecuatorianos. En este momento soy un ecuatoriano más.

"El entrenador de fútbol hace un sacrificio muy grande de su personalidad. Si no, no se puede sobrevivir en la profesión. Yo maté mi pasión."

Gustavo Alfaro.

¿Te sentís identificado con lo que le sucedió a Scaloni cuando asumió en Argentina?

Sí, con Lionel hablé mucho cuando yo era técnico de Boca y él había venido a ver entrenamientos. Él era muy cuestionado porque no tenía el bagaje de recorrido como entrenador para estar al frente de la selección argentina y era golpeado muy injustamente. Yo le decía que no dé todas las batallas, que no escuche, que lo importante era tener el apoyo de los jugadores. Cuando a mí me preguntan qué es el éxito en el fútbol, yo digo que es cuando los jugadores te creen. Porque mientras ellos te crean, van a defender tu idea dentro de la cancha y uno veía que Argentina defendía la idea de su entrenador dentro de la cancha.

El hecho que de que la Argentina haya ganado la Copa América le dio un peso determinante a este proceso y hay cosas que no se discuten. Lamentablemente no escuché a nadie decir "perdón Scaloni, nos equivocamos con las críticas". El periodista muchas veces cambia su postura y trata de justificar lo dicho en determinado momento.

facebooktwitterreddit