FC Barcelona

Gran imagen del Barça de Xavi pese a la derrota frente al Real Madrid

Xavi Hernandez
Xavi Hernandez / Fran Santiago/GettyImages
facebooktwitterreddit

El Barça y el Real Madrid nos han regalado un auténtico partidazo en las semifinales de la Supercopa de España, que por pequeños detalles ha caído del lado de los merengues.

El equipo de Xavi Hernández, por primera vez, ha empezado a encontrarse con su juego, atacando a los blancos con una valentía inhóspita hasta el momento. Sensaciones maravillosas pese a la derrota por la mínima.

Durante los primeros 30 minutos el partido fue de Vinícius Junior. El futbolista brasileño recibía todos los balones que sacaban a la perfección sus compañeros desde atrás. El enorme hueco que dejaba el Barcelona entre el centro del campo y la defensa permitió a los madridistas en más de una ocasión asomarse a la frontal del área de Marc-André ter Stegen con hueco suficiente para buscar el disparo. Finalmente una pérdida no forzada de Sergio Busquets acabó con el primer gol del partido para el carioca.

A partir del minuto 30 los culés decidieron dar un paso adelante gracias a que Gavi y Frenkie de Jong comenzaron a participar poco a poco en la construcción del juego. Una gran jugada de Ousmane Dembélé desembocó en el gol del empate de Luuk de Jong.

La segunda parte comenzó con un dominio aplastante del conjunto culé que comenzó a desinflarse en torno al ecuador del segundo tiempo. El equipo blanco volvió a activarse durante cinco minutos y le valió para adelantarse en el marcador.

Xavi dio entrada a Ansu Fati en lo que sería el cambio que volvería a cambiar las tornas en el terreno de juego. Fue la “cobra” el encargado de empatar el partido con un remate de cabeza impecable.

El conjunto culé terminó los noventa minutos instalado en el área del Real Madrid sin demasiado éxito. La prórroga ya era una realidad.

El equipo de Ancelotti regaló la pelota al Barça de forma evidente y la jugada le salió a las mil maravillas, pues tras una pérdida de Dembélé, los blancos montaron un contragolpe perfecto que finalizó con acierto Fede Valverde.

El resto del partido fue un monólogo de los barcelonistas que se quedaron sin el justo premio del empate. El Real Madrid se enfrentará o al Atleti o al Athletic en lo que será sin duda una final de altura. Gran imagen de ambos equipos que nos han regalado un partidazo. Los de Xavi se marchan con la cabeza bien alta.

facebooktwitterreddit