FC Barcelona

Gavi y la divertida anécdota de los cordones desatados

Quim Ferré
Quality Sport Images/GettyImages
facebooktwitterreddit

El futbolista azulgrana protagonizó una curiosa escena durante la contienda en el Sánchez Pizjuán. Hubo un momento del encuentro donde se vio que llevaba los cordones desabrochados y tuvo que atárselos Nico González. Su entrenador en La Liara ha explicado que no se da cuenta.

Pablo Páez Gaviria, más conocido como Gavi, jugó de pequeño en el humilde club andaluz antes de recalar en las categorías inferiores del Real Betis, donde estuvo hasta 2015. Llegó a La Masia en 2015, con 11 años, y desde entonces ha crecido dentro de la academia azulgrana hasta convertirse en indiscutible a los 17 en el presente ejercicio.

Se trata de un jugador de gran nivel, quien incluso ha sido llamado para la selección española absoluta. En los jugadores hemos visto costumbres, rituales, supersticiones y manías de todos los colores, pero nunca alguien que jugase con los cordones desatados. Uno de sus entrenador en La Liara, explica que se trata de una costumbre que viene de lejos:

"Eso le viene desde pequeño. Ayer mismo viendo el partido se me vino el recuerdo de cuando tenía seis años. Con esas edades, si un chaval se desabrocha los cordones viene el árbitro o el entrenador y se los abrocha. A él lo llamaba: 'Pablo, tienes los cordones desabrochados' y él no se daba ni cuenta. Si los tiene desabrochados, no se para a abrochárselos. En el partido contra el Sevilla sale una imagen donde los tiene desabrochados, igual que cuando tenía seis años".

Además, su compañero Nico González compartió una imagen en las redes sociales bromeando sobre la situación y recordándole que era el momento de aprender a atarse los cordones, una acción mecánica que prácticamente todos realizamos con naturalidad pero que alguien de su nivel futbolístico parece incapaz de hacer.

facebooktwitterreddit