FC Barcelona

Gavi fue expulsado en el empate del Barça en el Nuevo los Cármenes

Pablo Martin Paez Gavi
Pablo Martin Paez Gavi / Soccrates Images/GettyImages
facebooktwitterreddit

El Barça vuelve a dejarse puntos en los últimos instantes de un partido que tenía ganado. No es la primera ni la segunda vez en esta temporada, pues ya sucedió en Vigo y en el encuentro frente al Osasuna. Este equipo no es capaz de defender una renta favorable, y pese a que por nivel de juego el choque ha tenido tramos aceptables, los culés vuelven a irse de vacío a Barcelona en una de las semanas clave del campeonato.

Pese al mal resultado de hoy, que ya viene siendo costumbre esta temporada, el protagonista del día ha sido Gavi, y por mucho que sorprenda esta vez para mal. 

Su equipo tenía el partido controlado y algunos jugadores habían entrado desde el banquillo para manejar aún más la situación y llevar el encuentro al estilo que más le convenía a los culés: el juego de posesión. Gavi, quien se sabía con amarilla desde la primera mitad por llegar tarde a un balón, fue al suelo de forma excesivamente agresiva para intentar detener a Álex Collado, su ex compañero. El árbitro, de forma justa, amonestó por segunda vez al centrocampista andaluz que tuvo que marcharse al vestuario antes de tiempo.

Desde ese preciso instante el partido se rompió por completo y los nazaríes comenzaron a asomarse por el área de Marc-André ter Stegen. Las primeras ocasiones fueron repelidas por la pareja de centrales culés y por el guardameta alemán, pero un balón que quedó muerto en el área tras un córner permitió a Puertas empatar el encuentro.

Duro resultado para un Barcelona que venía con la victoria entre ceja y ceja a sabiendas de que seguramente sería su último partido con multitud de bajas.

Una victoria hoy habría permitido a los de Xavi Hernández dormir en la tercera posición, puesto más alto que han alcanzado desde el comienzo del campeonato, porque recordemos que durante media hora el Barça ha sido tercero.

facebooktwitterreddit