FC Barcelona

Futbolistas del Barcelona a los que les tomó tiempo llegar a su mejor nivel

A Henry le tomó tiempo adaptarse al Barcelona
A Henry le tomó tiempo adaptarse al Barcelona / Etsuo Hara/Getty Images
facebooktwitterreddit

No todo siempre ha sido llegar y besar el santo. Hay futbolistas que no empezaron en el Barça con buen pie y después fueron redirigiendo sus prestaciones en el club. Un ejemplo reciente es el de Antoine Griezmann, quien en su primera temporada fue incapaz de dejar detalles de su inmensa calidad e incluso llegó a fallar goles dignos de un alevín. En su segunda temporada ha conseguido demostrar por qué es considerado uno de los mejores delanteros del mundo.

Esto es una lista con los futbolistas que tardaron un tiempo en demostrar sus cualidades dentro del Barça:

5. Neymar

Brazil v Argentina: Final - Copa America Brazil 2021
Neymar jugando la final de la copa América / MB Media/Getty Images

La primera temporada de Neymar en el Barça dejó bastante que desear. El brasileño tuvo una primera campaña complicada en la que, pese a anotar 14 dianas, no estuvo a la altura de las expectativas que la directiva había puesto en su fichaje. Con el Tata Martino fue alternando titularidades y suplencias en partidos importantes, a lo que los expertos le quisieron buscar una explicación, desembocando en una crítica hacia su edad. La mayoría anunció que era normal que un chaval de 21 años no se echase el equipo a la espalda. Tras un primer año gris, cada temporada que vivió en el Camp Nou fue aún mejor, llegando a convertirse en sus dos últimos años en uno de los mejores futbolistas del planeta.

4. Antoine Griezmann

Antoine Griezmann
Griezmann en el partido que enfrentó a Francia y a Portugal / Franck Fife - Pool/Getty Images

La primera temporada del francés en el Barcelona fue para olvidar. Las críticas sobre su fichaje y la falta de confianza del público en él, acabaron mermando su puntería hasta tal punto que asustaba. Llegó a errar ocasiones difícilmente imaginables unos meses antes. Cuando un futbolista de su talla es incapaz de ver puerta generalmente suele ser por problemas personales más que por falta de calidad técnica. Tras ese complicado año, esta temporada ha conseguido redirigir el rumbo y convertirse en el segundo máximo goleador de la plantilla, solo por detrás del de siempre. Veremos si acaba saliendo en este mercado de traspasos.

3. Thierry Henry

Thierry Henry
Último partido de Hnery con la camiseta del Barcelona / Etsuo Hara/Getty Images

El francés llegó a Barcelona con el cartel de estrella mundial procedente del Arsenal. En sus primeros partidos con el club daba la sensación de que su juego no era acorde a lo que estaban creando sus propios compañeros. Años más tarde en una entrevista explicó que le costó adaptarse a ese estilo de Guardiola, pues él no entendía como el técnico le obligaba a abrirse mucho sin balón para dejar ese espacio interior libre para otro jugador como Iniesta. No era capaz de entender que un futbolista de su calidad y trayectoria tuviese que llevar a cabo una tarea tan simple, tan simple que se convierte en un movimiento indetectable. Desde el preciso instante en el que Henry se adaptó al juego de sus compañeros, se convirtió en un jugador estratosférico.

2. Frenkie de Jong

Frenkie de Jong
Frenkie de Jong en un partido con el Barcelona / Quality Sport Images/Getty Images

Si ves jugar partidos de Frenkie de Jong en su última temporada en el Ajax y después uno del neerlandés en su primer año en Barcelona, te crees que no son el mismo futbolista. Ernesto Valverde y Quique Setién fueron incapaces de colocarle en su posición. Ambos entrenadores decidieron situar a Frenkie pegado al área. Desde el momento en el que llegó Koeman, el futbolista comenzó a iniciar las jugadas en la base para acabar dentro del área, es decir, empezó a hacer lo que realmente se le da como a los ángeles. Después de un primer año complicado ha conseguido ver la luz en este Barça de Koeman siendo uno de los jugadores más importantes y queridos de la plantilla

1. Ousmane Dembélé

Ousmane Dembele
Dembélé jugando un partido con el Barcelona / Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images

El caso de Ousmane Dembélé es el más peculiar de todos. Un futbolista que cada vez que ha jugado lo ha hecho bien pero ha sido incapaz, salvo esta temporada, de encajar una serie de partidos buenos sin caer de nuevo en una lesión. Podemos decir que las primeras tres temporadas del francés en Barcelona no han sido ni buenas ni malas, directamente nulas. Este año en el que ha podido demostrar toda su habilidad ha dejado más que claro la clase de jugador que es.

facebooktwitterreddit