FC Barcelona

Frenkie de Jong arroja luz en el Joan Gamper pero sigue sin convencer en el Barcelona

Juan Luis Medina
Soccrates Images/GettyImages
facebooktwitterreddit

Uno de las novelas que más se ha extendido en Can Barça y que deja muchas dudas e interrogantes, es la situación contractual de Frenkie de Jong.

El FC Barcelona ahora mismo, está en proceso de depuración salarial, donde necesita reestructurar lo más pronto posible las complejidades salariales heredadas de la anterior directiva, que presidía Josep María Bartomeu, donde salarios desorbitados y estratosféricos tomaban lugar e hicieron que hoy, se convierta todo en una tarea muy compleja de revertir y es allí donde entra el caso de Frenkie de Jong.

El centrocampista neerlandés de 25 años, ha sido uno de los que recibió un contrato que con cada año que pasa, más complica a las arcas económicas del club y es que tiene un contrato ascendente bastante nocivo para el escalado salarial que necesita implementar este 'nuevo Barça'. El club culé le ha solicitado a Frenkie una reducción salarial o tendrá que abandonar el club.

Frenkie De Jong
Eric Alonso/GettyImages

Pero dejando a un lado las cuestiones económicas, nace la pregunta: ¿Necesita el Barça a Frenkie de Jong? Y la respuesta es, desafortunada o afortunadamente (para algunos), que no.

El pasado domingo el Barça se midió contra el Pumas de México donde se ejecutó una exhibición total por parte del equipo blaugrana. Frenkie de Jong entró en la segunda mitad, no tan contento, pero generó impacto en el partido y también marcó un gol. Sin embargo, en el nuevo sistema de Xavi parece tener menos cabida y es que el neerlandés necesitaría ocupar una posición y cumplir una función donde en Barcelona no podrá, por los momentos.

Eric Garcia, Frenkie De Jong
Eric Alonso/GettyImages

Para ser un jugador que aparentemente no podrá desarrollar su juego en la posición y en la función que más cómodo le queda y que además, tiene un salario que no corresponde a su rendimiento y también a la actualidad del club, lo mejor para Frenkie se reduce a las dos opciones que ya todos conocemos. Aceptar una rebaja salarial o marcharse.

facebooktwitterreddit