90min
Fútbol Femenino Argentina

Florencia Bonsegundo: "Sueño con volver a jugar un Mundial"

Anuka Fernandez Fuks
facebooktwitterreddit

A los casi veintiocho minutos del segundo tiempo en el estadio Governador Ernani Sátiro de Campina Grande, Florencia Bonsegundo recibe un pase profundo de Mariana Larroquette, se mete al área rival y define al segundo palo de la arquera. La futbolista marca el gol del descuento de la selección albiceleste, que finalmente perdió por 3 a 1 en el primer amistoso con su par brasilero. La número 11 selló así su vuelta al equipo nacional después de más de dos años.

Tras dos temporadas en el Valencia, en esta nueva temporada Bonsegundo pasó a formar parte del Madrid CFF. Desde la capital española donde ahora vive habló con 90min sobre su momento actual, sus desafíos en el nuevo club, sus compañeras y referentes en el fútbol europeo, su vuelta a la selección, las transformaciones del fútbol femenino, sus desafíos dentro del campo de juego y el partido que empató con el Madrid frente al Atlético con Estefanía Banini como rival.

Fichaste para el Madrid CFF y sos titular, ¿cómo te sentís con este nuevo equipo?
Fue un cambio bastante grande dejar Valencia después de dos temporadas ahí y ser nueva en un club pero me estoy sintiendo muy bien. Me siento parte de este equipo, vengo jugando todos los partidos, hicimos una pretemporada espectacular y bueno, la verdad es que estoy con esas ganas de jugar al fútbol como cuando era chica. Un poco se me había ido ese deseo de querer jugar al fútbol siempre y este año lo estoy recuperando. Estoy sintiendo que vuelvo a ser yo, y eso es lo más importante. 

¿Cómo es eso de que se te habían ido las ganas de jugar al fútbol? ¿Cuándo? 

En Valencia me hubiera gustado jugar un poco más, realmente. Entonces, no la pasé totalmente bien. Después del Mundial de Francia 2019, yo fiché para el club y me choqué con una realidad que fue tener que ganarme el lugar todos los días y no venía acostumbrada a eso. Pero bueno, es el oficio de jugar en Primera División, de llegar a un club nuevo, con grandes figuras y me costó. Al segundo año ya estuve mejor. Ahora sí, estoy teniendo esos minutos y bueno, la verdad que me estoy sintiendo muy bien. 

El Madrid CFF está séptimo ahora en la tabla, llevan dos partidos ganados, uno empatado y uno perdido. ¿Cuáles son los desafíos futbolísticos del equipo?

El club apuesta a poder entrar en zona de copa, poder estar en los tres primeros puestos para poder clasificar a la Champions.  Entonces es una gran apuesta. Hemos arrancado muy bien la temporada. Somos un grupo bastante chico, pero muy unido. Nuestro objetivo es La copa de la reina, que es siempre un desafío en España. 

-Pasaste por el Huelva, por el Valencia y ahora el Madrid CFF. Esta es tu cuarta temporada, ¿cómo analizás el fútbol español? 

Acá nunca nadie te regala nada. Yo creo que todos los equipos europeos y las selecciones europeas se están poniendo muy fuertes. Puntualmente España ha hecho un salto tremendo estos últimos dos o tres años y yo creo que va a seguir en aumento. Es una liga muy competitiva con equipos que marcan bastante la diferencia: el Barcelona, el Levante, el Real Madrid y el Atlético Madrid. Y a nivel gestión y organización, los clubes y los sponsors apuesta y la federación ayuda muchísimo. Entonces es un combo que está muy bueno. Ahora lo que sí está pasando es que hay un problema con la televisación de los partidos, no se están transmitiendo. Ojalá que se resuelva pronto para que todo el mundo pueda volver a ver los partidos de fútbol femenino de esta liga. 

En las canchas y en los equipos te encontrás y enfrentás con muchas jugadoras de distintas selecciones, ¿tenés alguna referente o alguna jugadora que te guste particularmente?

Del fútbol español admiro mucho a las jugadoras del Barcelona. Alexia Putellas es increíble, me encanta cómo juega y ocupa una posición en la que suelo jugar, entonces la miro mucho. En Valencia, la que me ha sorprendido es Ana Torrodá, la mediocampista que este año ha sido convocada a la selección mayor de España.

Alexia Putellas
Alexia Putellas en el partidazo que hizo frente al Arsenal en la Champions League / Eric Alonso/GettyImages

¿Y alguna jugadora del torneo argentino?

Bueno ahora se lesionó pero a mí me gusta mucho Lorena Benítez. Es una crack y  venís jugando en un gran nivel. Es muy completa y me llama la atención por su juego, por su visión, por cómo se para en la cancha. Es una de las más de las que más me ha gustado, no sólo en Boca, sino en la selección argentina. 

Antes mencionaste los problemas de televisación actuales que tienen en la liga española, ¿qué análisis hacés de las transmisiones de todos los encuentros del campeonato argentino por los medios públicos?

Me llama muchísimo la atención cómo ahora aparece el fútbol femenino en los medios, en las redes. Se habla, se comenta, se difunde. Antes, ni nos registraban. Yo soy fanática de Boca, entonces hoy también puedo seguir a las jugadoras. La televisión hace que el fútbol femenino pueda seguir creciendo, sirve para que la gente vea, para que la gente entienda que existe el fútbol femenino y que que podamos ser parte y que podemos darle alegría no solo a la gente, sino al club, a la jugadora. Entonces es muy importante. Ojalá que no sea un un proyecto a corto plazo. 

En la Copa América de 2018 alzaron su voz a través del gesto del Topo Gigio para hacer oír sus reclamos, en el Mundial de Franci también dejaron claras algunas posturas en relación al desarrollo del fútbol femenino. ¿Sentís que hay una continuidad de esa lucha y que ha generado transformaciones?

¿Te puedo hacer yo esa pregunta a vos? ¿Qué pensás?

Florencia habla, a veces, con un dejo cordobés entremezclado con un acento español lejano. Fue protagonista, dentro y fuera de la cancha, de los reclamos y la lucha por el desarrollo del fútbol femenino. No esquiva las preguntas, se planta como lo hace en el mediocampo y encara. A veces, retruca con una sonrisa.

Yo creo que sí, que hemos hecho las cosas de forma grupal, nunca fue individual. Todas exigimos el crecimiento del fútbol femenino, pedimos que haya un desarrollo constante, que no se pierda. En la Copa América de 2018 había un solo medio de comunicación cubriendo el torneo y hoy hay muchísimos. Esa es la idea, esto fue lo que pedimos. Pero esto tiene que seguir creciendo. 

Después de más de dos años, volviste a vestir la celeste y blanca, en los amistosos contra Brasil, ¿cuál fue la sensación de jugar de nuevo con la selección?

Siempre es lindo vestir la camiseta de la selección. Es un orgullo. Y bueno, hemos luchado por todos estos cambios en la conducción. Volver fue una mezcla de todo: felicidad y nostalgia. Son muchas sensaciones porque hay cuerpo técnico y jugadoras nuevas. Y yo también soy nueva en el grupo. Así que habrá que ver qué hay que hacer. Este fue el primer viaje y ojalá podamos seguir sumando de a poco al equipo.

Vos nunca dejaste de ser citada al equipo nacional, sin embargo tu decisión de no jugar tuvo que ver con apoyar a compañeras como Estefanía Banini, Ruth Bravo y Belén Potassa que por exponer su postura de necesidad de cambios en la conducción, dejaron de ser convocadas. Ahora, Germán Portanova asumió la dirección técnica, vos lo conocés de tu paso por UAI Urquiza, ¿qué te genera esta nueva dirección técnica?

Sí, tengo esa ventaja de conocerlo un poquito más a Germán. Y bueno, siempre he dicho lo que ha significado para mí. Yo creo que va a haber un cambio bastante grande a la hora de lo futbolístico, con ideas nuevas, con planteos  más modernos, con la idea de siempre salir jugando, de intentar ser protagonistas. Eso se ha visto con Brasil,  salir a buscar, de plantarnos cara a cara, de salir a presionar. Estos fueron sus primeros dos partidos, y tenemos que seguir ajustando la idea de juego, porque hay muchas compañeras nuevas. Ojalá que podamos plasmarlo en la Copa América del año que viene. Todas queremos a la selección nuevamente en un mundial. 

Cuando convirtió el gol del descuento frente a Brasil en el primer partido, Florencia buscó la cámara y formó un 10 con las manos. Después en tus redes, fue explícita: le dedicó ese gol a Banini. “En todo momento, xq no existe un último lugar en el que no pueda pensar en esta lucha que empezamos juntas y que nada ni nadie sabe lo que hemos pasado”, dijo. 

¿Por qué ese festejo con dedicatoria?

Porque las dos coincidimos jugando en Valencia y ahora en Madrid. Y hemos pasado por todo esto juntas. Y bueno, lo primero que se me vino a la cabeza fue ella. Nunca pensé que iba a ser un gol, pero bueno, me salió. Y quise reconocer que ella también para mí es parte de todo esto. Sé que mucha gente también la tiene en cuenta.

"Siempre es lindo vestir la camiseta de la selección. Es un orgullo. Y bueno, hemos luchado por todos estos cambios en la conducción. Volver fue una mezcla de todo: felicidad y nostalgia."

¿Imaginás que Banini, Bravo y Potassa vuelvan a ser parte de la selección?

Sí, creo que de todas se merecen estar, porque no sólo son estupendas jugadoras sino porque son referentes y creo que también se merecen esta oportunidad. 

Hablando de Banini, el domingo jugaron el Madrid CFF contra el Atlético de Madrid por la Iberdrola y se encontraron las dos en la cancha, como rivales. Ya jugaron en contra cuando ella estaba en el Levante y vos en el Valencia. ¿Cómo se viven estos partidos?

En casa siempre se habla de fútbol, comentamos muchos sobre cómo vemos a la otra, nos preguntamos cómo nos sentimos en el partido, analizamos nuestras jugadas. A veces, coincidimos y a veces, no. A veces una sabe que jugó mal y la otra le dice: “No, fuiste la mejor”, nos bancamos. Pero esta semana hemos hablado menos, no nos contamos nada de los entrenamientos. Y tenemos una condición: después del partido no puede haber cargadas ni caras de culo.

Recién hablamos del gol que le metiste a Brasil. Tu gol a Escocia en el Mundial también fue muy recordado o el que se viralizó el año pasado contra el Betis. ¿Cuál es ese gol que vos considerás más importante?

Para mí uno de los goles más importantes y también muy lindo  fue uno que hice con la UAI en la primera Copa Libertadores en que empatamos 1 a 1 contra el São José de Brasil . Metí ese gol del empate a los 90 minuto y nos llevó a jugar los penales por el tercer y cuarto puesto. Por primera vez ganamos una medalla en Copa Libertadores.

Jugás en la primera división de España, volviste vista la selección. Si tuvieras que mirar para adelante, ¿con qué soñás a nivel futbolístico?

¿Aparte de jugar un partido en la Bombonera? Me gustaría poder volver a jugar un Mundial, poder estar en un Juego Olímpico. También ganar una liga acá, aunque puede ser muy difícil. Eso sería increíble. Tengo muchos sueños y jugar en la cancha de Boca también es uno.  

Si miraras a esa nena que creció en Morteros (Córdoba), que jugaba al fútbol, que después tuvo que dejar de hacerlo porque no había espacios para ella, ¿qué le dirías?

La verdad le diría que estoy orgullosa de esa niña porque nunca dejó de perseguir su sueño, que tiene una familia que la ha acompañado siempre. Entonces eso ha sido un pilar fundamental a la hora de decidir y de recibir ese apoyo. Ojalá  que haya muchas otras Florencias, otras niñas que hoy puedan cumplir su sueño. Hoy en Morteros hay una escuelita de fútbol femenino, antes no existía eso. Y creo que también soy parte de eso y me pone muy contenta. 

¿Cómo recibís haberte convertido en referencia para esas niñas que hoy están empezando a jugar al fútbol?

A mí me pone contenta saber que hoy hay niñas que tienen referencias, nosotras no tuvimos eso. Ha habido grandes jugadoras argentinas que se han perdido porque la gente no las pudo ver. Yo me enteré recién a los 16 años que existía una selección de fútbol femenino, cuando fui convocada. Y ahora, ya hay una nena de 10 años que sueña con llegar a ese lugar.  Entonces, me pone muy feliz. Cuando yo vuelvo al pueblo, todas las nenas van a mi casa, se quieren sacar fotos e ir a jugar.  Me pone muy contenta todo este proceso. Todavía falta muchísimo. No voy a estar más jugando al fútbol y voy a seguir viendo el crecimiento del fútbol femenino argentino. Ese mi deseo. 

facebooktwitterreddit