Faces of Footbal

Faces of Football: Estados Unidos - Carta para la selección nacional

facebooktwitterreddit

Querida selección nacional de Estados Unidos, 

Estados Unidos no va a ganar la Copa del Mundo en Qatar. Con toda probabilidad, Estados Unidos no ganará un Mundial en nuestra vida, aunque confieso que mantengo secretamente alguna esperanza; siempre he sido un poco soñador. 

No nos odien. Esperamos estar equivocados. Nos encantaría ver a nuestros chicos levantar el trofeo de la Copa Mundial sobre sus cabezas tanto como a cualquier aficionado de cualquier lugar.

Pero para amar a este equipo, para seguirlo por todo el mundo, no lo necesitamos. Lo que importa es el viaje. La selección y sus increíbles aficionados han recorrido juntos este camino durante más de 20 años. Hemos tenido algunos altibajos increíbles en el campo. Estados Unidos es, en su mayor parte, una selección de poca monta en la escena mundial, capaz de obtener resultados increíbles (Italia en 2006 e Inglaterra en 2010), así como de actuaciones frustrantemente ingenuas. 

Decir que nuestras vidas se entrelazan con el fútbol estadounidense sería quedarse muy corto. 

He asistido a 149 partidos de la selección nacional de Estados Unidos en 18 países de cuatro continentes. Que yo sepa, he asistido a más partidos que cualquier otro miembro del grupo de aficionados "The American Outlaws". Cuando Estados Unidos juegue contra Gales en Qatar será mi partido número 150. He asistido a los cuatro últimos Mundiales, incluido el de Rusia, un asunto triste sin Estados Unidos para hacerme compañía.

Mi compañera Amy ha asistido a 108 partidos de la selección nacional de Estados Unidos. Su primer partido de fútbol profesional en directo fue el de Estados Unidos contra México en el Estadio Azteca en 2005. Nuestra relación comenzó durante el Mundial de 2002. Nos dimos nuestro primer beso mientras nos quedábamos despiertos hasta tarde viendo el partido de Estados Unidos contra Portugal en la televisión. 

Unos años después, convencí a Amy para que asistiera a su primer partido en Ciudad de México en 2005. Fue un viaje que cambió nuestras vidas para siempre. Conocimos a increíbles amigos futbolistas y nos enamoramos de viajar a otros países para seguir al equipo.

Después de un largo noviazgo y muchos, muchos partidos, finalmente le propuse matrimonio a Amy en Costa Rica, el día antes de un partido de clasificación para el Mundial de Estados Unidos contra Costa Rica en 2009 (y, después de que Amy fuera atacada por una medusa - pero esa es otra historia).

Después de casarnos en 2010, nuestra luna de miel fue el Mundial de Sudáfrica, donde nuestro proveedor de viajes fue estafado y nos quedamos brevemente sin alojamiento ni transporte. Aun así, fue uno de los mejores viajes de nuestra vida, que culminó con el gol de Landon Donovan contra Argelia.

Luego, llegó Martin. Nuestro hijo, Martin, nació -como no podía ser de otra manera- en una jornada de Estados Unidos contra México el 2 de abril de 2014. Su primer atuendo fue un pequeño body de fútbol de Estados Unidos. Lo tenía en brazos cuando Michael Bradley marcó un gol durante el partido. Mi grito de alegría lo sobresaltó. Recuerdo que me miró como diciendo: "¿Qué está pasando?".

Pero 6 meses después de su nacimiento, recibimos una noticia devastadora. A Martin le diagnosticaron una enfermedad cerebral terminal extremadamente rara. Nos dijeron que a Martin le quedaban entre semanas y meses de vida.

Pero Martin nos sorprendió a todos. Iba a todos los sitios a los que íbamos. Viajaba con nosotros cuando asistíamos a partidos de fútbol por todo el país y el mundo: Irlanda, Inglaterra, Trinidad, Puerto Rico. La comunidad de la selección y "The American Outlaws" nos rodearon de amor y apoyo.

Justo después de que diagnosticaran a Martin, la selección nos invitó a una experiencia entre bastidores en un partido en Miami. Pudimos visitar el vestuario. Martin se fotografió con los jugadores, incluidos Clint Dempsey y Jozy Altidore.

A partir de ahí, en las fiestas de la noche anterior a los partidos o en la entrada de los estadios, nuestros compañeros de afición se acercaban a dar palmaditas a Martin en la cabeza o a darle un besito en la mejilla. Conoció a más jugadores estadounidenses de los que podemos contar. Y cuando venía al estadio con nosotros, siempre recibía un trato VIP.

Martin murió el 23 de septiembre de 2021. Tenía 7 años.

En el partido de clasificación para el Mundial de Estados Unidos contra Jamaica en Austin, en octubre de 2021, la selección y "The American Outlaws" honraron a nuestro hijo. Añadieron a Martin a su lista de jugadores y celebraron su vida antes del partido. Estaremos siempre agradecidos. 

Amy y yo nos reuniremos con nuestro equipo y nuestros amigos -nuestra familia adoptiva de fanáticos- en Qatar. No podríamos estar más entusiasmados con esta joven y talentosa generación que saltará al campo.

Queremos ver victorias y grandes goles. Queremos ganar un Mundial.

Pero ganar no es lo que más nos gusta de nuestra selección. Es el viaje, y la gente que se encuentra en el camino.

Y Amy llevará su camiseta de la selección con el nombre de Martin en la espalda para dar suerte. 

¡Vamos, vamos, Estados Unidos!

facebooktwitterreddit