Faces of Footbal

Faces of Football: Corea del Sur - Carta para la selección nacional

facebooktwitterreddit

Querida selección de Corea del Sur, 

Soy Jaebeom Hong, un radiólogo de 35 años de Daegu, en Corea del Sur. Junto con el trabajo y el cuidado de mis maravillosos hijos, el fútbol es lo más importante en mi vida.  

Llevo apoyando a la selección surcoreana desde la Copa Mundial de la FIFA de 1994. Entonces sólo tenía ocho años, pero recuerdo perfectamente la celebración del brillante gol de Hong Myung-bo desde lejos contra Alemania en la fase de grupos. Perdimos aquel partido por 3-2, pero tras ir tres goles por detrás en la primera parte, nuestros chicos demostraron un gran coraje para marcar dos goles y "ganar" la segunda parte. 

Mi momento más memorable como aficionado tiene que ser el último partido de la fase de grupos del Mundial de 2018, en el que conseguimos ganar a Alemania. Fue contra todo pronóstico, pero Corea del Sur consiguió ganar gracias a un gol de Kim Young-gwon en el minuto 94 y otro de Son Heung-min en el 95. Fue realmente increíble. 

Como cualquier otro aficionado surcoreano, Son es uno de mis jugadores favoritos de todos los tiempos. Es, sin duda, el mejor jugador que tenemos a nuestra disposición, y estoy deseando verle llevarnos a la gloria una vez más este invierno. Mi otro favorito de todos los tiempos es Park Ji-sing. Es tal vez el mejor jugador de nuestra historia, y siempre he apreciado la diligencia con la que cubría el terreno y lo mucho que estaba dispuesto a luchar por la camiseta de la selección.  

Este año pienso ver el torneo en casa con mi familia. Será el primer Mundial de mi hija de tres años, y me hace mucha ilusión ver los partidos con ella y ver cómo se enamora de la selección de la misma manera que yo lo hice cuando era niño. Ha ido varias veces al estadio de nuestro equipo local, el Daegu FC, y ya puedo ver cómo crece su interés por el deporte rey. 

Apuesto a que el equipo pase a los octavos de final. Estamos en un grupo difícil, sí, ya que Portugal y Uruguay son dos equipos muy buenos y Ghana tampoco es un rival fácil. Creo que, para pasar, tenemos que ser un poco más defensivos y quizás golpear a los equipos en el contraataque y marcar goles a través de las jugadas a balón parado. 

Sé que es una quimera, pero ganar el Mundial sería el mejor momento de mi vida como aficionado al fútbol, y cambiaría el fútbol surcoreano para siempre. 

Sin embargo, independientemente de cómo lo hagan, recordad que siempre habrá 50 millones de aficionados apoyándoles y animándoles en casa. Os deseo lo mejor en el torneo.

Buena suerte.

facebooktwitterreddit