Selección Española

España se queda sin el sueño de las semifinales tras dar un baño futbolístico a Inglaterra

Marcos De la Rocha
Esther González y Ona Batlle
Esther González y Ona Batlle / Naomi Baker/GettyImages
facebooktwitterreddit

España empezó a ganar el partido en el calentamiento. El favoritismo a Inglaterra le vino grande y en los primero diez minutos pudimos conocer cual iba a ser el guion del partido. España buscó el gol hasta que que lo encontró por mediación de Athenea y Esther González, las dos delanteras del Real Madrid, pero lo que no sabían era que iba a ser su condena.

Esther Gonzalez, Mariona Caldentey, Mapi Leon
España / Mike Hewitt/GettyImages

España planteó mal el partido en los primeros cuarenta y cinco minutos. Se vieron superiores con el balón en los pies, pero la presión de estar en unas semifinales de la Eurocopa pesa mucho. Inglaterra esperó en el centro del campo a España que se ahogaba una y otra vez al entrar en la jaula que había preparado Inglaterra con dos líneas de cuatro. El punto clave de la primera parte fue encontrar el punto débil de su rival. Las bandas fueron quienes iban a dar el partido a España, y Jorge Vilda lo sabía.

Georgia Stanway
Georgia Stanway / Naomi Baker/GettyImages

La entrada de Athenea lo cambió todo. España empezó a mover el balón de lado a lado buscando el hueco en la rocosa defensa de Inglaterra y una superlativa Athenea hizo que el partido se decantase a favor de la roja. Percutió una y otra vez por banda derecha como un extremo de los que ya no quedan para poner el balón atrás. Así fue como llegó el primer gol de España. Pero el gol fue su perdición. Perdió todo el control del juego e Inglaterra empezó a dominar que con su público a favor consiguió el gol del empate con bastante polémica por una posible falta a siete minutos del final. Ya en la prórroga Stanway en una acción mal defendida por la zaga española se sacó de debajo de la manga un zapatazo inapelable que supuso el 2-1 y la perdida del sueño español.

facebooktwitterreddit