UEFA Nations League

España pierde por 1-2 ante Suiza y no deja buenas sensaciones a un mes del inicio del Mundial

Marcos De la Rocha
Gavi
Gavi / Alex Caparros/GettyImages
facebooktwitterreddit

Plana, sin rumbo, sin una marcha más, perdida... Así estuvo la selección española en su visita a la Romareda. Mucho deben de cambiar las cosas en este mes que queda antes del Mundial si los de Luis Enrique quieren tener alguna posibilidad de hacer un buen campeonato.

FBL-EUR-NATIONS-ESP-SUI
Luis Enrique / JAVIER SORIANO/GettyImages

España no dominó. Cuando tu seña de identidad principal es el dominio del juego, si no consigues incomodar al rival, es porque el que está siendo dominado eres tú. La posesión del balón es una de las cosas más importantes en el fútbol, pero siempre y cuando tenga un sentido, un objetivo, una intención... ¿De qué sirve tener el balón si no cumples con esas pautas? Lo más parecido que hemos podido ver a eso ha sido el Betis de Quique Setién, un equipo que dominaba los partidos jugando en su campo...

Marcos Asensio
Marcos Asensio / Eric Alonso/GettyImages

La sensación que dejó España fue la de ser una selección muy débil y muy frágil a la hora de defender. Y un equipo sin pólvora y sin ideas a la hora de atacar; y mucha culpa de esto la tuvo la posición de Marco Asensio. El balear jugó fuera de su demarcación y el experimento no salió bien por razones obvias. Marco tiene que bajar mucho para poder girarse con balón. Recibir en zona de peligro y poder girarse es hoy en día es misión imposible para él, nunca ha brillado jugando con espacios reducidos. Otros de los jugadores que no apareció fue Busquets. Tuvo durante todo el partido a Sow subido a su chepa. Pudo aparecer en la salida de balón, pero su participación en ataque fue nula.

Sergio Busquets
Sergio Busquets / Alex Caparros/GettyImages

España recibió el primero y pudo recibir el segundo antes del descanso, pero la fortuna estuvo de su lado. Jordi Alba puso las tablas en el marcador tras una muy buena jugada donde llegó arriba por sorpresa y cruzó el balón para hacer imposible la estirada de Sommer, pero solamente dos minutos después, el segundo jarro de agua fría cayó sobre España. Otra vez más, Suiza aprovechó el balón parado desde el córner para hacer la diferencia. En el primero fue Akanji fue el que cabeceó y en el segundo fue quien prolongó en el primer palo para que Embolo la empujase. España no deja buenas sensaciones y tendrá que enfrentarse el próximo martes a Portugal que viene de meterle cuatro goles a Chequia. Posiblemente haya sido el peor partido de la segunda era de Luis Enrique.

facebooktwitterreddit