90min

¿Es el momento para que Zidane dirija la selección de Francia?

Quim Ferré
NICOLAS TUCAT/Getty Images
facebooktwitterreddit

El fracaso de Les Bleus partiendo como grandes favoritos para levantar la Eurocopa al caer en octavos de final ha puesto en duda la figura de Didier Deschamps, pero creemos que se ha ganado con creces terminar su contrato en diciembre de 2022.

La selección francesa ha estado muy lejos de cumplir las expectativas en el torneo continental, viniendo con la vitola de principal candidata para alzar el título después de hacerlo en el último Mundial y sumar la presencia de Karim Benzema. Los resultados no han sido los esperados, puesto que Suiza les eliminó (3-3 y 4-5 en los penaltis) en la primera ronda del KO.

Con la convocatoria de grandes futbolistas que tenía Didier Deschamps, se esperaba un papel mucho mejor y, teniendo en cuenta que Zinédine Zidane está libre al haber terminado meses atrás su vínculo con el Real Madrid, surge la opción de ubicarlo en el banquillo del combinado francés.

Didier Deschamps llegó en julio de 2012 después de pasar por el Olympique Marseille. Logró llegar a cuartos de final en su primera Copa del Mundo (2014) y fue finalista de la siguiente Eurocopa (2016). Tocaría el cielo en la siguiente cita mundialista (2018) y volvería al suelo en la presente Eurocopa.

FRANCK FIFE/Getty Images

Con este currículum, se ha ganado el crédito suficiente para dirigir al combinado nacional en la cita mundialista de Catar, que tendrá lugar entre noviembre y diciembre de 2022. Un mal resultado ahí, teniendo en cuenta que los galos cuentan con una generación dorada, podría ser motivo suficiente para destituirle, pero ahora mismo es pronto.

Markus Gilliar/Getty Images

De este modo, creemos que no es el momento de que Zinédine Zidane coja el testigo en el banquillo de la selección absoluta. Además, la última campaña ha sido de un desgaste notorio, ya arrastrado por las dificultades del calendario por tener que alargar el final de la anterior a tenor del auge de la pandemia.

Shaun Botterill/Getty Images

Lo más probable es que el marsellés se tome unos meses o incluso todo un año sabático, algo que puede ir cambiando en función de los banquillos de clubes que queden libres. Lo que está claro es que se trata de un técnico que debe tener un reto estimulante y con el que aspirar a todo, puesto que se trata del que más veces (3) ha ganado la Copa de Europa o la Liga de Campeones junto a Bob Paisley y Carlo Ancelotti.

facebooktwitterreddit