LaLiga

EQUIPOS OLVIDADOS | El 'EuroDepor' que se ganó el cariño de Europa

Adrían Marcos
Feb 26, 2021, 11:32 AM GMT+1
facebooktwitterreddit

Los llamamos olvidados porque dentro del día a día, de las novedades al instante, del calendario apretado con partidos cada día, las jóvenes promesas y todo lo que rodea al mundo del fútbol, no queda prácticamente tiempo para hablar del resto. Sin embargo, en La Coruña, en España, y probablemente en Milán, pocos son, jóvenes en su mayoría, los que no recuerdan al 'EuroDepor', el equipo que asombró a todo el continente a principios del milenio.

El Deportivo de la Coruña era hasta los años 90 un equipo modesto que había tenido sus buenas actuaciones a nivel nacional medio siglo antes, pero sin ningún éxito destacable. En los 70 se convirtió en un equipo ascensor que alternaba temporadas en Primera División con descensos y ascensos, llegando a caer incluso hasta la Tercera División. Su época de esplendor no vería su inicio hasta 1991, cuando tras 18 años regresaron a la élite del fútbol español.

La historia más reciente del cuadro gallego no se entiende sin Augusto César Lendoiro, que se convirtió en el primer presidente que cobraba por serlo, ni Arsenio Iglesias, que fue el técnico de la primera etapa dorada del equipo. Tras una primera temporada de adaptación en la que se salvaron por los pelos, en octubre de 1992 el club alcanza el liderato de LaLiga y se da a conocer con una remontada ante el Real Madrid con Bebeto como protagonista.

Nace entonces el 'SuperDepor', que logra mantener el pulso por el título hasta el final, pero no levanta el trofeo. La temporada siguiente el equipo, ya consolidado, manda en LaLiga desde la jornada 14, con el FC Barcelona pisándole los talones, y llega a la última fecha con un punto de ventaja, pero el goal average perdido por lo que estaban obligados a, al menos, igualar lo que hiciesen los culés.

El Deportivo visitaba Mestalla, donde un Valencia primado por los azulgranas, como reconoció alguno de sus futbolistas años más tarde, jugó como si se tratase de una final. Y al mismo tiempo el Barcelona recibiía al Sevilla, que se adelantó, pero vio como los de Cruyff daban la vuelta al marcador para imponerse por 5-2. En Valencia el encuentro llegaba a los minutos finales 0-0 y los gallegos necesitaban un gol para llevarse el título cuando el colegiado señaló un penalti a favor. Sin Bebeto en el campo fue Djukic que tomó la alternativa, falló y los blanquiazules perdieron el título.

Ese varapalo histórico supuso una decepción prácticamente para todo el país, que había adoptado al Deportivo de la Coruña como su segundo equipo ante la heroica hazaña que podía conseguir, equiparable a la Premier League del Leicester City en 2016. Sin embargo, no hizo que el equipo se viniese abajo y al curso siguiente volvió a quedar segundo en liga, pero conquistó el primer título de su historia con la Copa del Rey, que le llevó a disputar y ganar la Supercopa de España.

Tras colocar los dos primeros trofeos importantes en las vitrinas de Riazor, Arsenio Iglesias se marchó y el equipo se mantuvo en mitad de tabla hasta la temporada 1999-2000. El 'SuperDepor' de Iglesias había terminado, pero comenzaba la etapa del que posteriormente se conocería como el 'EuroDepor', dirigido por Javier Irureta, que llegó en verano de 1998 a La Coruña.

Algunas de las estrellas del primer gran Deportivo de la Coruña se habían marchado, pero llegaron otras y en esta última temporada del Siglo XX el equipo conquistó al fin LaLiga después de encabezar la clasificación desde la jornada 12. A lo largo de ese curso el equipo se impuso por 5-2 al Real Madrid y 2-1 al FC Barcelona, además de llenar Riazor cada domingo con una afición que no solo arropó al equipo en sus últimas salidas, también llenó las calles de la ciudad para celebrar el título.

En aquel equipo destacan los nombres de Songo'o, Manuel Pablo, Donato, Naybet, Romero, Mauro Silva, Flavio Conceiçao, que se marcharía al Real Madrid ese verano a cambio de 24 millones, Víctor, Djalminha, Fran y el goleador, Roy Makaay. Ese era el once habitual de un Javier Irureta, que se convirtió en un ídolo más en La Coruña y que conquistó también la Supercopa de España.

Al año siguiente el equipo disputó la Champions League, de la que se recuerda su enfrentamiento con el París Saint-Germain y en la que alcanzaron los cuartos de final, donde cayeron ante el Leeds United, y quedaron segundos en Liga. Un resultado que se repitió una temporada más tarde tanto en la competición nacional como en la continental, pero que dejó también un momento para la historia.

El 6 de marzo de 2002 el Real Madrid celebraba sus 100 años con la disputa de la final Copa del Rey en el Santiago Bernabéu. Todos pensaban que el equipo que meses después conquistaría la 'Novena' no tendría problemas y se daría un festín en su casa como homenaje, pero el Deportivo de la Coruña se puso 0-2 en el marcador con los goles de Sergio González y Diego Tristán, y los de Vicente del Bosque tan solo pudieron recortar distancias con un tanto de Raúl, que no sirvió para evitar el conocido como 'Centenariazo'.

La temporada 2002-2003 dejó el último título en La Coruña con la tercera Supercopa de España frente al Valencia con un 3-0 en Riazor y un 0-1 en Mestalla, y terminaron terceros en Liga, cayendo en semifinales de Copa del Rey y en la previa de la Liga de Campeones. Sin embargo, el destino les tenía deparada otra gran noche en Europa, la más recordada, para el curso siguiente.

El Deportivo de la Coruña era solo el 'Depor' antes de que en cuartos de final de la Champions se midiesen al AC Milan, que había conquistado el título el año anterior. Los gallegos se adelantaron en San Siro por medio de Walter Pandiani, pero en ocho minutos los locales remontaron con un doblete de Kaká y los tantos de Shevchenko y Pirlo para, prácticamente, sentenciar la eliminatoria con el 4-1.

Pandiano adelantó al Deportivo en Milán
Pandiano adelantó al Deportivo en Milán | PHILIPPE DESMAZES/Getty Images

El 7 de abril de 2004 se celebró la vuelta en un Riazor a rebosar de gente que desde el primer minuto hizo que el ambiente de decepción y tristeza que, según Fran, les dejó la derrota en Italia, se transformase en esperanza. 'El Rifle' volvió a estrenar el marcador y los goles de Valerón y Luque hicieron que el choque llegase al descanso 3-0. El Deportivo necesitaba un gol más y Javier Irureta decidió introducir a Fran en el terreno de juego por Valerón.

El de Carreira era un futbolista de la casa que ya había vivido la época del 'SuperDepor' y había rechazado grandes ofertas por seguir en el club de su vida. En el minuto 76 le llega un balón en la frontal, entra al área con el control y dispara a portería con la fortuna de que el balón toca en Cafú y termina en el fondo de la red. "En ese momento uno vive como en otro planeta. Fue increíble, fue inolvidable. Éramos conscientes de que habíamos hecho algo único", recordó en un reportaje.

El 'EuroDepor' llegó a las semifinales, donde se vio las caras con el Porto de Deco y un desconocido José Mourinho, que se impuso por la mínima, con un empate a cero en Portugal y un gol de penalti en Riazor. El club luso terminaría conquistando aquella 'Orejona' y el sueño 'deportivista' llegó a su fin tras protagonizar una de las grandes noches de la historia de la máxima competición continental.

Tras esta hazaña, después de conquistar feudos europeos como el Parque de los Principes de París, Highbury en Londres, Old Trafford en Manchester, San Siro en Milán, Delle Alpi en Turín o el Olímpico de Múnich, el equipo se fue deshaciendo para ocupar la parte media de la tabla española. En 2005 se fue Irureta y con él muchas de las estrellas. Y ahora, en una época convulsa, el equipo milita en Segunda División B, y lucha por regresar a donde un día estuvo, por volver a encandilar a Europa.

facebooktwitterreddit