Cruz Azul

En Cruz Azul se volvió a las viejas costumbres: mala planeación, fichajes tardíos y compras de pánico

Miguel Delucio Arredondo
Jaime Ordiales, directivo de Cruz Azul
Jaime Ordiales, directivo de Cruz Azul / Jam Media/GettyImages
facebooktwitterreddit

Ya iniciada la jornada 3 del Apertura 2022, los equipos, en su mayoría, ya tienen una plantilla completa y lista para competir este torneo. Sin embargo, Cruz Azul está en una posición que, para la mala fortuna de su afición, es muy familiar.

La Máquina sufrió la eliminación a manos de Pumas el campeonato pasado el 12 de abril. A partir de ese día, según dicta el sentido común, se debió iniciar el proceso nuevo de planeación rumbo a la siguiente competencia.

Han pasado 94 días desde esa fecha. Hasta el momento, el club celeste solo ha anunciado a un fichaje, Carlos Rotondi. Y de ahí, solo nos quedamos en "ya casi", "está a detalles de firmar" o como ya lo saben los seguidores del equipo, mucha ilusión y pocos resultados.

Diego Aguirre
Diego Aguirre / Hector Vivas/GettyImages

Se habla de Gonzalo Carneiro, se negoció por Bruno Méndez y ahora también se especula sobre Adonís Frías y Alonso Escoboza. Empero, nada concreto y lo peor de todo, con el torneo ya comenzado.

Esta situación es sumamente triste y desesperante para la afición de Cruz Azul. Procesos anteriores tenían una mejor planeación y era sumamente extraño ver este tipo de situaciones. Tanto Ricardo Peláez como Víctor Dávila mostraron una forma de llevar a cabo los fichajes que en la Noria no se conocía.

Ahora, Jaime Ordiales y compañía regresaron a las viejas prácticas. Parece predicción del futuro, pero en realidad es una vivencia constante en el club: el refuerzo llegará más o menos en la jornada 5 o 6, no logrará acoplarse en y en un par de meses saldrá del equipo; los dirigentes hablarán del famoso "proceso de adaptación", mismo que ellos truncan al no fichar en tiempo y forma y buscarán otro extranjero, otra vez con el torneo ya iniciado y así, un ciclo sin fin.

facebooktwitterreddit