El rumbo de la temporada del Real Madrid tendrá una parada clave en Milán

Nov 24, 2020, 5:28 PM GMT+1
Toni Kroos
El Real Madrid se la juega en Milán | Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images
facebooktwitterreddit

La visita de Zidane y los suyos al Giuseppe Meazza supone mucho más que tres puntos arriba o abajo en la clasificación del Grupo B de la Champions League. El Real Madrid no llega en el mejor momento tras el empate ante el Villarreal y con la enfermería llena, y podría regresar completamente hundido o muy reforzado dependiendo del resultado. Se podría decir que el rumbo de la temporada merengue pasa por hacer un buen partido en Milán.

Los blancos han viajado a Italia con prácticamente todo en contra: sin Sergio Ramos, Militao, Valverde y Benzema, entre otros; después de un tropiezo en LaLiga y una victoria contundente de su rival en la Serie A; y la presión de jugar fuera tras conocer el resultado del otro partido del grupo. Tanto el Inter de Milan como el Real Madrid debían ser los que liderasen el grupo y se jugarán, frente a frente, la posibilidad de estar en los octavos de final.

Cuando el colegiado de comienzo al partido todos los protagonistas sabrán lo que ha sucedido entre Borussia Mönchengladbach y Shakhtar Donetsk en Alemania, y pase lo que pase ambos clubes necesitarán la victoria para seguir dependiendo de sí mismos. En ese momento al conjunto blanco se le presentan tres escenarios muy diferentes: la derrota, el empate o la victoria. Si, no hay más posibilidades, pero cada uno de ellos entraña un futuro.

Zidane y Conte se ven las caras en un duelo con mucho en juego
Zidane y Conte se ven las caras en un duelo con mucho en juego | Quality Sport Images/Getty Images

Si los pupilos de 'Zizou' caen en Milán será un auténtico mazazo pues lo logrado hace unas semanas en Madrid servirá de poco, sobre todo si la derrota es abultada. El técnico francés tendrá que esmerarse al máximo para evitar que el ánimo en el vestuario decaiga por completo pues el único consuelo será confiar en las grandes noches merengues en la Champions League. Además, sumado al empate del fin de semana, supondría le peor forma de comenzar esta recta final de 2020, que impone un ritmo de dos partidos por semana hasta Navidad.

El empate se presenta como una opción, evidentemente, más asequible, pero seguiría sabiendo a derrota si la clasificación de aleja. Los blancos reducirían daños, mantendrían la distancia con los italianos e incluso podrían colocarse como segundos de grupo si los ucranianos caen, pero seguirían dejando unas muy malas sensaciones. Las tablas al menos les permitirían excusarse en las bajas importantes, pero tampoco sería la mejor forma de iniciar este nuevo 'Tourmalet'.

Eden Hazard
El Real Madrid se juega más que tres puntos ante el Inter de Milán | Soccrates Images/Getty Images

Ahora, si el Real Madrid consigue regresar con los tres puntos de Italia sería la mayor inyección de moral posible para el equipo, que vería como sin tres de sus hombres clave como Ramos, Valverde y Benzema, pueden imponerse al mayor de sus rivales. La victoria, que vendría acompañada del gol, sería la mejor medicina para olvidar el traspiés en La Cerámica y afrontar así este mes intenso con mejor cara y las energías renovadas.

Más allá del resultado, que obviamente es importante, los blancos tendrá que evitar también las lesiones pues un triunfo perdiendo a cualquier otro futbolista importante sería también un contrapunto que haría mucho daño al equipo de cara a los próximos partidos. Por suerte o por desgracia, dependiendo lo que pase, la pena o la alegría solo debe durar unos días, pues el sábado hay otro partido y la temporada pasa por Milán, pero también tiene otros puertos.

facebooktwitterreddit