LaLiga

El Real Madrid venció al Athletic entre VAR y VAR

Miguel A. Sánchez
May 16, 2021, 8:48 PM GMT+2
Nacho marcó el gol del Real Madrid
Nacho marcó el gol del Real Madrid / Quality Sport Images/Getty Images
facebooktwitterreddit

El Real Madrid sigue vivo en la pelea por la Liga. Los blancos, durante más de un cuarto de hora, no solo siguieron vivos, sino que llegaron a depender de sí mismos gracias al gol de Nacho. Así fue hasta que Luis Suárez remató desde el punto de penalti del Metropolitano y adelantó al Atlético de Madrid. Pero no es este un artículo para fijarse en el bien hacer de los colchoneros. A partir de aquí, comienza un análisis sobre el choque del Real Madrid contra el Athletic, que ganó por la mínima, y la no actuación del VAR, que volverá a traer polémica.

Mateu Lahoz será el árbitro de la final de la Champions y, más allá de su criterio arbitral, es un colegiado que también destaca por su carácter. El único que no ha perdido mandato ni importancia de su figura arbitral con la aparición del videoarbitraje. Lo volvió a demostrar en el Nuevo San Mamés con una primera acción que perjudicó al Real Madrid y otro que le mantiene vivo.

La primera llegó en la primera mitad. Odriozola llegó a línea de fondo y centró. Morcillo saltó para despejar y el balón le dio en el bíceps. El futbolista tenía el codo en ángulo recto desde su pecho. Una acción que, esta temporada, se ha rearbitrado en más de una ocasión. Mateu paró el partido y atrasó el lanzamiento del córner mientras espetaba a los blancos que sobre el césped, el que manda y toma decisiones es él. Así fue. No sabemos que le dijeron desde la sala VOR, pero Mateu no revisó la jugada y el fútbol continuó.

La siguiente jugada polémica llegó en la segunda mitad. Casemiro centró, el balón pasó muy cerca de Benzema, rebotó en Nacho y se coló en la portería. El gol que ponía líder al Real Madrid. Karim Benzema estaba en posición de fuera de juego. El galo se gira, pero no toca el balón. Queda a decisión del lector si interfiere o no en la jugada. Los colegiados, al considerar que no toca el esférico, decidieron que el gol debía subir al marcador.

Karim Benzema, Mateu la Hoz
Mateu Lahoz / Quality Sport Images/Getty Images

Tras el gol, un grito más de júbilo. El VAR daba gol para Osasuna. Oblak sacó el cabezazo de Budimir desde dentro de la portería. Sonreían y se lo contaban unos a otros en el banquillo. El mismo VAR que ya había anulado un gol al Atlético de Madrid (y otro anulado por fuera de juego, este sin revisión). Sin embargo, los colchoneros remontaron con goles de Renan Lodi y otro de Luis Suárez.

La euforia se tornó en esperanza. El Real Madrid continúa vivo y peleará hasta el final por el título liguero. Hoy llegó a tenerlo en la mano, pero, tras noventa minutos, todo sigue igual entre los dos equipos de la capital de España. Quedan otros noventa.

facebooktwitterreddit