90min

El Real Madrid está preocupado por el tobillo de Hazard

Eden Hazard
El tobillo de Hazard trae de cabeza al Real Madrid | Soccrates Images/Getty Images

Las cuentas de la lechera se han expulsado de la mesa. Tan solo quedan dos días para disputar el partido más importante de la temporada del Real Madrid. Los blancos visitan el Etihad Stadium para jugar la vuelta de los octavos de final de la Champions League contra el Manchester City y tienen que remontar el resultado desfavorable de la ida (1-2). Zidane necesita que todos sus jugadores estén al 100% y no puede continuar con el deshoje de la margarita para saber si podrá contar o no con Eden Hazard. La situación del belga preocupa, pues no ha terminado de recuperarse y nadie puede asegurar en el Santiago Bernabéu que su último galáctico vaya a jugar.

Eden Hazard lleva media temporada entre algodones. El belga se reincorporó al once tras el confinamiento, pero un duro golpe en el encuentro contra el Espanyol frenó su continuidad. El belga volvió a caerse de las listas y Zidane administró sus minutos para evitar una recaída. El trabajo no ha sido en vano y, a priori, el galo podrá contar con su estrella para Manchester,. Sin embargo, preocupa el no saber si será suficiente para apostar por él como titular. El futbolista sigue con molestias en el tobillo derecho.

Calendario de la Champions y la Europa League
Calendario de la Champions y la Europa League

Día a día, el cielo de Madrid se tiñe de oscuro tanto en el Santiago Bernabéu como en Valdebebas. Temen que las oscura tormenta arrebate la posibilidad de que Hazard esté a su máximo nivel en Manchester y no poder contrarrestar a los blue sky, que ganen el cielo de Manchester y los cuartos de final. Zidane, impaciente y preocupado, espera y desespera. Necesita a Hazard, él pidió que lo ficharan y él lo quiere como su gran arma para la remontada.

Vinícius, la alternativa

Vinicius Junior
Vinícius entrará si Hazard no está disponible | Soccrates Images/Getty Images

El Real Madrid quiere que Eden Hazard esté disponible, pero no puede jugársela a una sola carta. Las lesiones no cogerán a Zidane desprevenido. El técnico ya prepara un plan B sin Hazard, pero con Vinícius por la banda. La entrada del brasileño daría un plus en velocidad y ritmo a los madridistas, pero caería la efectividad. El belga tendrá la última palabra.