Champions League

El Real Madrid aumenta su legado en Europa

Juan Antonio Ricoy
El Real Madrid festejando en la final de la Champions League
El Real Madrid festejando en la final de la Champions League / Anadolu Agency/GettyImages
facebooktwitterreddit

Esta final de la Champions League que enfrentaba a Liverpool y Real Madrid en la capital francesa, París, empezaba de una manera atípica, fuera del horario que estaba establecido, las 21:00 horas en España. La final comenzó 36 minutos después de la hora pactada debido a un fallo en los protocolos de seguridad.

Finalmente, aunque tarde, empezaba a rodar la pelota en el Stade de France. Este partido en el que ambas aficiones estaban en una fiesta apoyando a sus equipos para animar a los suyos respectivamente para que se alzaran campeones en esta edición de la Champions League, empezaba con un Liverpool más activo que el conjunto madrileño, aunque sin ocasiones de ningún equipo. Empezaban a llegar las primeras ocasiones del partido para el Liverpool, primero con una ocasión que Courtois repelió con una buena mano abajo tras el disparo de Salah después de que Arnold le cediera el balón con un centro raso, posteriormente con un disparo de Thiago desde fuera del área que no supuso problemas para el belga y posteriormente, otra vez Salah, pero que no iba a llegar a nada. La más clara llegaría a través de las botas de Mané, quien tras recibir un balón se inventó una jugada que finalizó con un peligrosísimo disparo que iba a tocar a lo justo quien estaba siendo el mejor jugador del Real Madrid, Courtois, para que el balón en vez de entrar al fondo de la red, se estrellara en el palo.

Sadio Mane
Sadio Mané en la final de la Champions League / Marc Atkins/GettyImages

En el tramo final de la primera mitad iba a llegar la ocasión más clara del Real Madrid en una jugada en la que tras una serie de rebotes dentro del área después del desajuste defensivo del Liverpool, Benzema iba a anotar un tanto que hacía callar al respetuoso inglés, pero que finalmente tras la revisión del VAR, el tanto no iba a subir al luminoso.

Tras el paso por los vestuarios el partido había aumentado la intensidad entre ambos equipos. Cuando parecía que el Liverpool tenía el control del partido, el Real Madrid logró romper la igualdad en el marcador, anotando el primer gol del partido por medios de Vinicius JR en el minuto 59, el atacante brasileño remataba a placer ese segundo palo que le llegaba después de una gran acción individual de Fede Valverde que logró sacar un potente centro raso. El Liverpool no iba a bajar los brazos y pocos minutos después, Salah iba a lanzar un disparo con su pierna zurda desde fuera del área pero que finalmente Courtois iba a despejar.

Toni Kroos, Sadio Mane
Toni Kroos, Sadio Mane / Marc Atkins/GettyImages

Klopp introdujo en el campo a Diogo Jota, a Naby Keïta y a Firmino. En los minutos posteriores el Liverpool seguiría intentando buscar la igualdad en el marcador pero o se encontraba con Courtois o las ocasiones no llegaban a nada, la más clara llegaba por medios de Salah que realizaba un disparo potente cruzado pero que Courtois iba a realizar otra aparición para salvar los muebles a los suyos.

Por otra parte, Ancelotti retiró del terreno de juego a Valverde, quien fue uno de los mejores del Real Madrid y el asistente en el tanto del conjunto madrileño para darle entrada a Camavinga, y también le dio entrada a Ceballos y a Rodrygo. Con los cinco minutos de descuento para el pitido final el Madrid se veía ya como campeón, y así fue.

Tras el pitido final, estalló la fiesta por parte de afición y jugadores madridistas ya que después de hacer la épica en esta competición tras las eliminatorias con París Saint Germain, Chelsea y Manchester City, han conseguido levantar su décimocuarta Champions League, siendo el equipo, con diferencia, que más veces ha logrado ganar esta competición europea.

facebooktwitterreddit