FC Barcelona

El mercado del Barça es de los más horribles que se recuerdan

Jose Benitez
Mercado aciago para el Barcelona
Mercado aciago para el Barcelona / LLUIS GENE/Getty Images
facebooktwitterreddit

La afición culé está desolada. No solo se ha ido Messi, si no que también se ha ido Griezmann y salvo, Depay, no ha llegado ningún jugador que ilusione. El mercado del Barça es horrible desde el principio, y Laporta es el principal responsable, por mucho que quiera culpar a la herencia recibida por la anterior directiva.

El Barça comenzó el verano con la seguridad de que iba a renovar a Messi, sin preocuparse de incumplir el Fair Play Financiero impuesto por La Liga. Estaban tan seguros de que los directivos de la competición harían la vista gorda, que no escatimaron en gastos y contrataron jugadores las primeras semanas de mercado, aumentando así su masa salarial y dificultando aún más el hueco necesario para Messi. Llegaron Depay, Agüero y Eric García, gratis, pero con salarios altos. El único fichaje justificado aquí es el de Depay, ya que es un jugador de calidad que encaja muy bien en el equipo. En cambio Agüero, que lleva dos temporadas sin ritmo por las lesiones y Eric, quien apenas ha jugado en la élite por su falta de experiencia, no tienen mucho sentido.

Si Laporta hubiera sido previsor, podria haber retrasado la incorporación de esos jugadores a la vez que vendía otros tantos para hacer hueco, pero no lo fue y al final no puedo inscribir a Messi. Como último recurso, podría haber aceptado la financiación de La Liga, lo que les hubiera permitido contar con Messi esta temporada. No fue así, y han perdido lo único que les podría haber salvado este verano.

Luego tampoco han sabido sustituir al argentino ni deshacerse de jugadores como Umtiti, Coutinho o Pjanic, que no estaban aportando. Han tenido que deshacerse de Illaix, la perla de la cantera a la que no ofrecieron una oferta satisfactoria de renovación, y vender a Emerson, que acababa de recalar este mismo verano y deseaba triunfar en el club.

Además, para terminar de estropear el embrollo, deciden ceder a uno de los rivales por el título a Griezmann, jugador que podría marcar la diferencia si conseguían reactivarle. Si, ha sido con opción de compra obligatoria, pero esta temporada todo apunta a que será para olvidar para los culés. Y se me olvidaba su incorporación de última hora, Luuk de Jong, delantero reserva del Sevilla. Ánimo a la afición barcelonista.

facebooktwitterreddit