90min

El fichaje de Pogba es más importante que el de Camavinga y Van de Beek

Paul Pogba
Robbie Jay Barratt - AMA/Getty Images

El mundo del fútbol comienza a andar de nuevo después de un par de meses de incertidumbre a causa del coronavirus y son muchas las incógnitas que quedan aún por resolver de cara a la reanudación de las competiciones, el final de la presente temporada y el inicio de la próxima. Sin embargo, este parón obligado ha permitido a los clubes comenzar a planificar el curso que viene y, por consiguiente, el mercado de fichajes veraniego.

Los medios de comunicación le han dado muchas vueltas a las necesidades de los grandes de Europa y entre los grandes nombres del panorama actual como Mbappé, Haaland o Sancho, en el Real Madrid se ha hablado mucho del centro del campo. Zinedine Zidane parece haber encontrado en el trío formado por Casemiro, Kroos y Valverde la medular perfecta para manejar a un equipo en el que tan pronto aparecen dos extremos como un cuarto centrocampista, pero todo apunta a que este verano llegará algún refuerzo para esa línea central.

TOPSHOT-FBL-KSA-ESP-SUPERCUP-REAL MADRID-ATLETICO
FAYEZ NURELDINE/Getty Images

La crisis económica derivada del coronavirus obligará a todos los clubes a rebajar el precio de sus estrellas y eso podría abrir las puertas del conjunto blanco para tres nombres: Paul Pogba, Donny van de Beek y Eduardo Camavinga. Tres mediocentros, a cada cual más joven, que han sonado con fuerza, en el caso de los dos primeros desde hace ya varios años, y que podrían llegar en este verano de rebajas de la llamada 'nueva normalidad'.

El holandés, según deslizó el director deportivo del Ajax de Amsterdam esta misma semana, tiene la puerta abierta después de alcanzar un acuerdo con el club el pasado verano, pero es sin lugar a dudas el menos necesario por la posición que ocupa. Van de Beek brilló junto al resto de sus compañeros la pasada temporada pero su rendimiento no ha sido tan bueno este curso y su llegada se antoja complicada en un equipo con jugadores como Isco, Asensio o Hazard en la media punta.

Donny van de Beek
Dean Mouhtaropoulos/Getty Images

Teniendo esto en cuenta la discusión está entre los dos franceses: el 'todocampista' que ansía Zidane y la joven promesa del fútbol galo que maravilla a todo el continente. Paul Pogba es un futbolista ya consolidado, campeón del Mundo con su país y que ha cubierto todas las posiciones de la parcela central del campo. Eduardo Camavinga es un joven que ha dado el salto al fútbol profesional este curso para convertirse en una de las revelaciones de la Ligue 1 con un gran despliegue de cualidades en la medular.

A priori el futbolista del Rennes encajaría a la perfección en la política de fichajes de Florentino Pérez con su apuesta por los jóvenes talentos, su precio sería menor que el de Pogba y su proyección, por una mera cuestión de edad, mucho mayor. Además, la disposición de Camavinga sobre el terreno de juego le acerca más a la figura de Casemiro, que es sin duda la posición a reforzar en el conjunto blanco, y podría asumir la condición de suplente para aprender el oficio del brasileño.

FBL-FRA-LIGUE1-RENNES-AMIENS
JEAN-FRANCOIS MONIER/Getty Images

Sin embargo, ante el peligro de perder a una promesa como Camavinga, el fichaje de Paul Pogba parece más acertado. El Real Madrid lleva varios años tras él, es un deseo expreso de Zidane y su precio difícilmente vuelva a ser tan bajo como este verano. El francés tiene 27 años y experiencia de sobra para competir por un puesto en el once merengue contra Kroos, Modric y Valverde. Si bien es cierto que su rendimiento este año, a causa de las lesiones, ha estado muy por debajo de su nivel real, Pogba tiene aún muchos años de buen fútbol por delante.

El mayor problema con el que se encontraría Pogba sería con tres centrocampistas que este año han demostrado un nivel soberbio como son Casemiro, Kroos y Valverde, pues el francés no llegaría para ser suplente. El mediocentro del Manchester United tendría que trabajar duro para ganarse la confianza de Zidane y alternar titularidades con una importante cantidad de grandes futbolistas que luchan por hacerse un sitio entre los titulares.

Ver esta publicación en Instagram

- Hey Paul - Wassup Paul #PogDimentions @paulpogba

Una publicación compartida de Paul Labile Pogba (@paulpogba) el

Más allá de la competencia, Pogba podría desplegar su fútbol tanto acompañando a Casemiro en un doble pivote como en la posición de interior en el 4-3-3 o de media punta en el 4-2-3-1 y en el rombo del 4-4-2 que tanto gusta a su compatriota del banquillo. Su aparición en la medular implicaría dejar fuera a Kroos o Valverde mientras que sería Isco el mayor perjudicado si apareciese como media punta. Sin embargo, habría que ver el nivel de sus competidores tras el verano.

Lo mejor que encontraría Pogba en el Real Madrid, además del respaldo de Zidane, sería una comodidad mucho mayor que en Manchester, donde siempre ha sido considerado como la pieza clave del equipo y la estrella a seguir. En el Santiago Bernabéu no tendría que ejercer de líder y en ese ambiente sin presiones podría brillar como hizo en el Mundial de Rusia a la sombra de Griezmann y Mbappé como ídolos de la afición gala. Es por eso que la llegada de Pogba al club blanco debe estar por delante de las de Camavinga o Van de Beek.