FC Barcelona

El FC Barcelona debe mejorar su acierto de cara a portería

Quim Ferré
Eric Alonso/GettyImages
facebooktwitterreddit

El conjunto azulgrana realizó 21 disparos en el empate (1-1) ante el SSC Napoli en la ida de la ronda intermedia de la Europa League. Únicamente pudo dirigir seis entre los tres palos y el solitario tanto local llegó desde el punto de penalti. Deberá mejorar para la vuelta.

El FC Barcelona dominó el encuentro ante los italianos, pero no logró obtener la ventaja que tradujese esa imposición en el electrónico. Los hombres de Xavi Hernández tuvieron más el esférico y presionaron arriba, como nos tiene acostumbrados la idea de juego del técnico egarense cuando el equipo no se encuentra en disposición del esférico.

En el primer tiempo vimos a los locales intentar ocho disparos, logrando que únicamente uno de ellos fuera a portería y obligando a Alex Meret a realizar dos intervenciones. La tenencia de la pelota (62%) sí que reflejaba el dominio. Tras el descanso, la posesión aumentó (68%), del mismo modo que las tentativas totales (13) y a portería (4). Por comparar, los visitantes hicieron cuatro disparos y todos obligaron a Marc-André Ter Stegen a actuar.

Con mucho menos, los hombres de Luciano Spalletti obtuvieron un buen resultado para la vuelta, aunque no disfrutarán del valor doble de los goles fuera de casa, algo anulado para la presente edición de las competiciones europeas. No partirán con ventaja por haber anotado en el Camp Nou, pero sí sabiendo que si el guion se repite pueden terminar clasificándose para octavos de final.

Eric Alonso/GettyImages

Los de la Ciudad Condal deberán preparar ahora un desplazamiento complicado, que les llevará este domingo a visitar Mestalla contra un Valencia en crisis de resultados, sumando cuatro derrotas y dos empates en sus últimos seis compromisos de LaLiga. Los chés buscarán reengancharse a la pelea por puestos europeos, mientras que los visitantes tal vez deban hacer alguna rotación.

El FC Barcelona encara entonces unos días decisivos en el devenir europeo y doméstico, puesto que el próximo jueves jugará en Italia y, el siguiente domingo, recibirá a un siempre correoso Athletic Club. Esto será una puesta a prueba, dado que en caso de disputar los octavos de final se encontraría con la vuelta de los mismos ante de jugar el Clásico en el Santiago Bernabéu o, en caso de llegar incluso a cuartos de final, la ida sería justo después de recibir al Sevilla.

facebooktwitterreddit