LaLiga

El CSD aplaza el Sevilla-Barcelona y el Villarreal-Alavés

Miguel A. Sánchez
Sergio Busquets y Rakitic
Sergio Busquets y Rakitic / Quality Sport Images/Getty Images
facebooktwitterreddit

El Consejo Superior de Deportes (CSD) del Gobierno de España, liderado por José Manuel Franco, a petición del presidente de LaLiga Javier Tebas, ha concedido la medida cautelar para aplazar los partidos que debían disputarse este sábado entre el Sevilla y el Barcelona y el Villarreal y el Alavés. La resolución es definitiva, salvo que alguna institución o club presente un recurso. No se ha decidido en qué fecha se disputarán estos dos encuentros, tratarán de buscar una solución consensuada con los equipos afectados.

LaLiga ha presentado el recurso para aplazar estos encuentros por la incompatibilidad con las fechas de las eliminatorias sudamericanas. La jornada de competición de las selecciones CONMEBOL termina la madrugada del jueves al viernes, hora española, imposibilitando que los jugadores puedan llegar a tiempo y en forma para los partidos del sábado. Estos encuentros no podían traspasarse al domingo porque el martes Barcelona, Sevilla y Villarreal juegan Champions League.

Desde que se anunció la extensión de las eliminatorias sudamericanas, LaLiga ha intentado fijar una solución para sus clubes. Primero, la competición emitió un comunicado advirtiendo que trataría de evitar que los jugadores viajaran con sus selecciones. Esta acción fue tumbada por la normativa FIFA y Tebas abrió el segundo camino, el aplazamiento de partido. Primero se dirigió al Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol, pero la institución dirigida por Rubiales (que tiene muy mala relación con Javier Tebas), denegó la solicitud. Ante la negativa, LaLiga apeló al CSD y el organismo nacional ha concedido la cautelar. La RFEF puede alegar contra dicha medida.

La resolución del CSD advierte que “la modificación sobrevenida del calendario como consecuencia de la decisión adoptada por FIFA en la circular afecta a la organización de la competición y, en concreto, a su marco general”. Además, recalca que la temprana fase de la competición permite “evitar que se produzca la pérdida de la finalidad legitima del recurso interpuesto por LaLiga y, de otro, salvaguardar los intereses propios de la RFEF al posibilitar la celebración de los encuentros ya citados en fechas disponibles en las que no se produzca un solapamiento con las competiciones organizadas por al propia Federación”.

Barcelona, Sevilla y Villarreal perdían jugadores para estos encuentros. Los culés no podían contar con Araujo; los sevillistas con el Papu Gómez, Marcos Acuña y Montiel; y los amarillos con Foyth y Estupiñán.

facebooktwitterreddit