90min

El Barcelona necesita soltar lastre en su centro del campo para evitar 'overbooking'

Dentro de poco finalizarán todas las temporadas en Europa. Y los equipos tendrán que hacer recuento de jugadores: los que se quedan, los que se van, los que vuelven de cesión,... Una tarea que muchas veces hace que los números en la plantilla no cuadren.

Una plantilla en la que no cuadrarán de primeras es la del Barcelona. Entre jugadores en la primera plantilla, canteranos y cedidos, ahora mismo tiene ¡¡¡12 centrocampistas!!! Todo para ocupar como mucho 6 o 7 plazas, ya que desde hace más de una década el equipo ha jugado siempre con un 4-3-3.

En estos momentos la lista de jugadores en el centro del campo la componen: Busquets, Arthur, De Jong, Rakitic, Sergi Roberto y Arturo Vidal en la primera plantilla. Riqui Puig subirá el año que viene del filial. Y se encuentran cedidos en estos momentos Aleñá (Betis), Trincao (Benfica), Coutinho (Bayern de Múnich), Rafinha (Celta) y Matheus Fernandes (Valladolid)

De cara a la próxima temporada, parece que Busquets y De Jong son los únicos que tienen sitio 100% asegurado en el club. Riqui Puig tiene todas las papeletas para subir y ser jugador del primer equipo a todos los efectos. Y Sergi Roberto en principio se quedará... salvo que el club se vea en la necesidad de hacer caja con él. Su polivalencia sin duda le ayuda.

En cuanto a Rakitic y Vidal, tienen muchas más opciones de cambiar de aires dentro de unos meses. Al chileno lo ha tanteado el Inter de Milán y también ha recibido cantos de sirena de la Premier League. El United ha preguntado por él, aunque sin hacer oferta. También ha hecho lo mismo con Rakitic, que podría recalar en un club de la liga. Atlético de Madrid y Sevilla han sonado con fuerza.

Y queda la situación de los cedidos. El que más opciones tiene de regresar es Aleñá. Así, el Barcelona contaría con más jugadores de la cantera en la plantilla, algo que se ha ido reduciendo en los últimos años. Rafinha saldrá traspasado casi con toda seguridad y lo más probable es que Matheus y Trincao sigan cedidos, en los clubes en los que están ahora o en otros. Decidirá Setién.

Un Setién que es el principal valedor de la vuelta de Coutinho al equipo. Todo hacía indicar que el futuro del brasileño estaba cada vez más lejos del Camp Nou, pero con el técnico cántabro podría encontrar un clavo ardiendo al que agarrarse y conseguir triunfar al fin en el Barcelona