Cruz Azul

Los dos aciertos y tres errores de Cruz Azul en su victoria 0-1 sobre Forge FC

Mauricio Gasca Bobadilla
Rómulo Otero consiguió el tanto que le dio la victoria a Cruz Azul sobre Forge FC en los octavos de Ida de la Concachampions.
Rómulo Otero consiguió el tanto que le dio la victoria a Cruz Azul sobre Forge FC en los octavos de Ida de la Concachampions. / Hector Vivas/GettyImages
facebooktwitterreddit

Con el solitario gol del venezolano Rómulo Otero, Cruz Azul arrancó los octavos de Ida de la Liga de Campeones de la CONCACAF con una victoria sobre el Forge FC de Canadá, en el Tim Hortons Field, esperando el duelo de vuelta a celebrarse en el Estadio Azteca el 24 de febrero.


Aquí te dejamos los dos aciertos y tres errores de La Máquina en el encuentro:

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!


ACIERTOS

La victoria de visita


Para la Concachampions, el gol de visita sigue siendo un criterio para avanzar a la siguiente fase, por lo tanto, el triunfo cementero fue importante.


Aún cuando escasearon las oportunidades claras de los celestes, aprovecharon un balón parado para sorprender a los norteamericanos, con una pizca de fortuna.


Fue al minuto 30 cuando El Escorpión cobró un tiro libre desde el lado izquierdo, ya en el área, la pelota botó y fue inalcanzable para el arquero Henry Triston.


Titularidad de varios suplentes en Liga


El técnico peruano Juan Reynoso aprovechó la ocasión para darle minutos a varios de los jugadores que normalmente son suplentes y ven acción cuando entran de relevo en el torneo azteca. De esta manera, les permitió mantenerse en forma para un duelo oficial y adaptarse al resto de sus compañeros.


La portería estuvo bajo la custodia de Sebastián Jurado, el peruano Luis Abram apareció en la zaga central, Alejandro Mayorga cubrió la banda izquierda, Joaquín 'Shaggy' Martínez la derecha, Otero fue lanzado de inicio marcando la diferencia, aparte el uruguayo Christian Tabó por fin pudo decir presente desde el comienzo.


Al final, la apuesta del Cabezón funcionó porque se llevaron el triunfo.


ERRORES

Poca efectividad al frente


Si bien La Máquina se llevó la victoria, la realidad es que les costó demasiado generar jugadas al frente, pues el Forge FC estuvo bien parado atrás, sumado a que no había mucho entendimiento entre los jugadores cementeros.


La mayoría de los pases fueron poco acertados, Giménez estuvo muy solo al frente, Tabó no estuvo fino al ir sumando sus primeros minutos, Erik Lira cometió varias infracciones, entre otros tantos detalles de todos los jugadores celestes.


Salvo el tanto de Otero, Henry Triston no estuvo en peligro.


Las fallas de Luis Mendoza


El Quick también fue titular en el encuentro y aunque no todo puede ser totalmente su culpa, si tuvo al menos tres fallas claras que pudieron haber cambiado el panorama para la vuelta.


Al minuto 69, Abram lanzó un pelotazo largo para encontrar al atacante, quien ya frente al arquero alzó la pelota, pero no lo suficiente, así que la acción fue atajada.


Más adelante, en una aproximación al área, El Quick tenía abierto a los lados al Shaggy, sin embargo, le dio el toque demasiado corto causando que la defensa se hiciera con el esférico.


Finalmente, al 82', Mendoza iba contra el arquero con otros dos compañeros, no obstante, quiso hacer la jugada por sí mismo y se enredó con la pelota, dejando escapar otra posibilidad de gol.


Mucho conformismo cuando pudieron ir por más


Luego de un primer tiempo donde hubo poca productividad, en el complemento tuvieron que pasar otros 15 minutos para que Reynoso hiciera movimientos, cambiando hombre por hombre.


Uriel Antuna tomó el sitio de Tabó, Rafael Baca por Lira, el ecuatoriano Brayan Angulo por Giménez y el paraguayo Juan Escobar por Mayorga, sin existir gran diferencia porque siguieron sin hilar buenas jugadas.


En la última media hora, se notó a un Cruz Azul conformado con la mínima, pues incluso se daban el lujo de pelotear hacia atrás en vez de ir al frente, sin dejar de lado que las pocas veces que pudieron haber sorprendido, El Cuco tocó mal la pelota.


Para más de Mauricio Gasca, ¡síguelo también en Twitter como @Melocrab!

facebooktwitterreddit