FC Barcelona

Desde la llegada de Xavi, el Barcelona ha pasado de no estar ni en Europa League a estar en puestos de Champions

Marcos De la Rocha
Xavi Hernández le ha lavado la cara a este equipo
Xavi Hernández le ha lavado la cara a este equipo / Eric Alonso/GettyImages
facebooktwitterreddit

Xavi llegaba al Barcelona en la jornada 13 de La Liga, con un Barcelona que se encontraba noveno a 12 puntos del líder en ese momento. En la ciudad Condal todo eran malas sensaciones, pesimismo y falta de ilusión, pero la llegada del de Tarrasa lo cambió todo.

Debutó ante el Español y ganó con un 1-0 en casa, apostando por la cantera, con jugadores como Abde o Akhomach. La victoria le situó séptimo. En la siguiente jornada ante el Villarreal, asaltó el Estadio de la Cerámica con un 1-3 que le hacía subir en peldaño más en la clasificación, sextos en ese momento. Cuando parecía que todo marchaba una derrota ante el Betis y un empate ante Osasuna devolvían al Barcelona a la séptima plaza.

Ronald Araujo, un central para una década
Ronald Araujo, un central para una década / Eric Alonso/GettyImages

Sin dejarse llevar por el mal momento, aprovecharon la oportunidad que el fútbol te brinda cada fin de semana en La Liga y supieron sacar el partido ante el Elche por 3-2 en casa, sumado a una victoria en Mallorca por la mínima, el Barcelona se situaba quinto. Llegó el empate ante el Granada más tarde y la victoria por la mínima una vez más ante el Alavés hasta llegar al partido que lo decidía todo ante el Atlético de Madrid.

Sergi Busquets vuelve a estar en estado de gracia
Sergi Busquets vuelve a estar en estado de gracia / Eric Alonso/GettyImages

El efecto Xavi se ha hecho notar y ha conseguido que este equipo pase de ser noveno sin entrar en puestos de Europa League a ponerse como cuarto clasificado, en puestos de Champions y a únicamente dos puntos del tercer clasificado, el Betis. Si el Barcelona no hubiese perdido ante ellos a día de hoy estaría pisándole los talones al Sevilla.

facebooktwitterreddit