Liga Argentina

¿Desde cuándo no hay más hinchas visitantes en Argentina y cuál fue el motivo?

Gastón Hirschbrand
River Plate vs Boca Jrs.
River Plate vs Boca Jrs. / Gabriel Rossi/GettyImages
facebooktwitterreddit

La violencia en el fútbol volvió a ser noticia por lo ocurrido entre los energúmenos de Querétaro-Atlas, en México, que terminó con decenas de heridos tras una batalla campal protagonizada por violentos que nada tienen que ver con el deporte más hermoso del planeta.

A la espera de la resolución por parte de las autoridades de la Liga MX, cabe recordar lo que está ocurriendo en Argentina: los fanáticos no pueden asistir a ver a su equipo cuando disputa sus partidos como visitante, por una decisión del histórico presidente de la AFA, el ya fallecido Julio Grondona.

Hace 15 años, Grondona lo anunció como "medida provisoria": los encuentros que faltaban del torneo Apertura 2006 se jugarían solo con socios y abonados de los clubes locales, para "terminar con la violencia en el fútbol", tras el bochorno que habían protagonizado los barras de Gimnasia que empujados por su presidente Muñoz, apretaron al plantel del "Lobo" para que perdieran con Boca, con el objetivo de perjudicar al clásico rival Estudiantes.

Sin embargo, ante la manifestación de hinchas en la puerta de la AFA, el reclamo del gremio de UTEDYC, y la disconformidad todo el ámbito futbolero, una semana después, el martes 21 de noviembre de ese año, hubo marcha atrás y se levantó la prohibición. Pero los problemas subsistieron...

 El Ascenso se quedó sin público visitante tras el asesinato de Daniel Cejas, de Tigre, en la Promoción con Chicago, en 2007. La Primera, finalmente, en 2013, luego de la muerte Javier Gerez, de Lanús, en el estadio Único de La Plata, tras un escopetazo de un policía.

Pasaron casi 16 años desde la primera vez que la AFA prohibió los hinchas visitantes en las canchas y todo sigue igual. En algunos partidos habilitan los "neutrales", toman decisiones antojadizas y sin ningún sentido, pero los barras siguen estando presentes, haciendo sus negocios y lucrando con el fútbol. Es una historia de no acabar...

facebooktwitterreddit