FC Barcelona

Dembélé podría denunciar al Barcelona si Xavi sigue sin convocarle

Estefanía Ramos
Ousmane Dembélé
Ousmane Dembélé / Fran Santiago/GettyImages
facebooktwitterreddit

El FC Barcelona y Ousmane Dembélé han sacado la artillería pesada para intentar dar solución a un problema en el que las partes están cada vez más alejadas. El jugador se niega a aceptar la propuesta de renovación que le ha hecho el club al considerarla insuficiente y como respuesta el Barcelona le está forzando a salir de la entidad y Xavi ha dejado de convocarle.

Pero esta decisión puede salirle muy cara al club azulgrana si Dembélé optase por denunciar al Barça por vulnerar su dignidad laboral y su honor al privarle de la posibilidad de ejercer su profesión. El artículo 50 del Estatuto de los trabajadores otorga el derecho al trabajador a solicitar la extinción de la relación laboral ante un incumplimiento grave y culpable del empresario con derecho a la indemnización correspondiente al despido improcedente.

Toni Roca, director del Sports Law Institute y del bufete Himnus, especializado en fútbol explica en su cuenta de Twitter que si las presiones del club contra el jugador fuesen persistentes en el tiempo entonces podría optar por la vía judicial para rescindir su contrato de forma unilateral y reclamarle al Barça una indemnización por daños y perjuicios.

"Una de las condiciones obligatorias para que una empresa sea considerada culpable de acoso laboral es perpetuar en el tiempo una actuación vejatoria hacia su trabajador. En este caso no existe reiteración alguna", señala.

El hecho de que Xavi haya reconocido públicamente por motivos extradeportivos y que desde el club hayan cuestionado el compromiso de Dembélé serían argumentos para que el jugador denunciase aunque lo cree poco probable ya que sólo le quedan seis meses de contrato.

Comunicados de Dembélé y de la AFE

Aún así, Dembélé ya emitió un comunicado en sus redes sociales señalando que no piensa ceder a chantajes y no parece que se vaya a echar atrás en su decisión.

"Hace cuatro años que no paro de leer cosas sobre mi sin nunca ponerme a justificarme (...) A partir de hoy, voy a contestar con sinceridad, sin ceder a ningún tipo de chantaje (…) Prohíbo a cualquiera dar a pensar que no estoy implicado en el proyecto deportivo. Prohíbo a cualquiera atribuirme intenciones que yo nunca he tenido. Prohíbo a cualquiera hablar por mi o por mi representante, en quien confío totalmente. Todavía bajo contrato, estoy plenamente implicado y a la disposición de mi club, de mi entrenador. No soy un hombre que hace trampas y menos todavía un hombre que tiene la costumbre de ceder al chantaje. Seguramente el amor sea una variante del chantaje".

"Como lo sabéis, hay negociaciones. Dejo mi representante encargarse, es su terreno. Mi terreno es la pelota, simplemente jugar al fútbol, compartir momentos de alegría con mis compañeros y todos los socios. Por encima de todo, centrémonos en lo esencial: GANAR", añade el comunicado.

También la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) emitió un counicado en el que mostró su apoyo al jugador.

"AFE considera que la suscripción de un contrato de trabajo como futbolista profesional le obliga a prestar sus servicios por cuenta del club siguiendo las instrucciones que se le faciliten. AFE considera que no llegar a un acuerdo para renovar un contrato de trabajo no supone un incumplimiento laboral, por lo que no podrá tener ninguna consecuencia para la prestación de los servicios.

La no alineación de un futbolista durante un periodo de tiempo sin que exista lesión, enfermedad o impedimento físico alguno, supone una devaluación de su imagen y de su caché deportivo que incidirá negativamente en sus contrataciones futuras", dice el comunicado.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!   

facebooktwitterreddit