FC Barcelona

¿Cómo es el juego que está buscando Xavi en el Barça?

Xavi Hernandez
Xavi Hernandez / Quality Sport Images/GettyImages
facebooktwitterreddit

El Barcelona ayer jugó uno de sus mejores partidos desde que comenzó la temporada pero aún así no le dio para vencer a un Sevilla con diez. Se vieron muchos detalles en el terreno de juego dignos de un equipo que está comenzando a retornar a la grandeza, pero aún falta mucho camino por construir para volver a ser lo que un día fue.

Ronald Araujo
Ronald Araujo / Fran Santiago/GettyImages

Xavi Hernández en rueda de prensa afirmó que poco a poco este equipo se parece cada vez más al Barça que él quiere ver sobre el terreno de juego, pero… ¿Cuáles son las claves de este Barça que está intentando construir el técnico catalán?

El ADN del Barça gira principalmente en torno a dos ideas: la presión tras pérdida y el juego posicional. Vamos a analizar cada una de ellas por separado:

En primer lugar la presión tras pérdida ha de ser asfixiante y muy coordinada entre todos los jugadores para que surta efecto. Desde que Luis Enrique dejó el Barcelona hemos visto que tanto Valverde como Koeman han intentado trabajar esta modalidad de recuperación de pelota sin demasiado éxito, pues la falta de coordinación o velocidad de los movimientos con incompatibles con este sistema. Aunque no tuvo una etapa prolifera en el equipo, hay que admitir que es una de las características que mejor se le daba al Barça de Quique Setién.

Ronald Araujo
Ronald Araujo / Fran Santiago/GettyImages

La segunda clave es el juego posicional. No debe entenderse como tocar por tocar, pues ya sabemos que los peores partidos del Barça suelen radicar en un constante toque de pelota en el centro del campo sin movimientos ni velocidad. El juego posicional consiste en sacar la pelota jugada desde atrás con extremos muy abiertos y el equipo bien organizado hasta que se llega a la zona de 3/4. En ese instante la gran mayoría de jugadores cuenta con libertad de movimientos y se acelera enormemente el ritmo de la circulación de pelota. Cuando esta forma de jugar funciona, el equipo que la practica suele ser imparable (véase el Manchester City de Guardiola).

Xavi no renunciará a su estilo y sabe que poco a poco logrará que todos los jugadores entienden lo que quiere transmitir.

facebooktwitterreddit