90min

Dries Mertens: el arma del Nápoli para dar el batacazo y eliminar al Barcelona de la Champions League

Dries Mertens
Mertens, el peligro para el Barcelona en la eliminatoria de Champions | DeFodi Images/Getty Images

La temporada del Napoli en el Calcio está siendo una calamidad. Su entrenador, Genaro Gattuso, no pudo ser más explicito tras la derrota por 2-0 ante el Inter: "Nos falta un poco de alma". Séptimos clasificados en la Serie A, tendrán que conformarse con jugar la Europa League la próxima temporada.

Un equipo falto de gol, que tiene en Milik un delantero con la pólvora constantemente mojada. Este año solo han encontrado la felicidad en la Coppa Italia, donde salieron campeones tras ganar a la Juventus en penaltis. Un partido que no mostró lo que es este equipo, un desastre pero con una electricidad tremenda.

El Nápoli es un equipo al que le gusta el caos. No en vano, así ha sido su temporada. Un club que trata de defender, aunque no sabe, y que busca en las contras sus jugadas más peligrosas. El intento de orden táctico al replegarse se rompe cuando el napolitanos recuperan el balón. En ese momento, el deber del jugador que ha obtenido la pelota es soltarlo rápido y buscar a los de arriba.

En esa parcela ofensiva juegan un papel muy importante las bandas: Politano y Mertens son los encargados de darle la velocidad a la jugada para romper las líneas defensivas del rival.
Si hubiese un delantero en condiciones, los goles llegarían como el agua cae del cielo. En esa falta de voracidad en la punta del ataque, en la Champions se ha alzado Dries Mertens como salvador del equipo. Un futbolista diferente al resto.

Mertens es la electricidad junto al gol en este Napoli de Champions. En la Serie A ha estado lejos de su nivel pero en la competición europea ha demostrado una capacidad goleadora increíble: 6 goles en 7 partidos disputados. uno de ello en la ida de los octavos ante el Barcelona. El belga lleva desde la temporada 2013-2014 en el equipo del sur de Italia y ha cumplido cada año en los que se le exigía. Junto con Insigne forman una pareja letal. Antes de recalar en las filas de los italianos, pasó por las filas del Utrtech y PSV donde demostró el gran nivel que atesora. Siendo extremo, no ha bajado ninguna temporada de los 10 goles en Liga, lo que habla muy bien de cómo se gestiona de cara a puerta. Tiene 33 años, acaba de renovar hasta el año 2022 con el Nápoles y quiere conseguir la machada de eliminar al Barça en el Camp Nou.

Los de Setién no necesitan el gol, pero dejar que los napolitanos hagan en ataque y no sufran en defensa es la peor de las opciones que pueden barajar. Si suben, tendrán en la banda que ocupe este jugador belga el principal problema para no encajar gol. Ya le sufrieron en la ida y en esta vuelta quiere repetir actuación. Es sin duda uno de los mejores en su puesto. Querido por toda Europa e ídolo de los belgas en cada Mundial y Eurocopa. Trabaja en la sombra y en ella se siente bien. Es la electricidad pura a sus 33 años. Un jugador que alcanza los 29 km/h. Una bala en la banda que quiere disparar a la red culé. Si los laterales no están finos y los extremos no ayudan en defensa, peligro constante. El Barça puede estar sentenciado si tiene su día. Es, salvando las distancias, el Messi del Nápoles. Mertens, peligro número 1 ante el Barcelona.