Selección Argentina

La carta a Papá Noel de un fanático de la Selección Argentina

Gastón Hirschbrand
Messi levantando la Copa América.
Messi levantando la Copa América. / Buda Mendes/GettyImages
facebooktwitterreddit

Querido Papá Noel:

Antes que nada tengo que agradecerte. Tengo que decirte GRACIAS.

Me hiciste pasar el mejor año de mi vida, y aquel 10 de julio es una jornada que jamás voy a borrar de mi mente y de mi corazón. Messi, el máximo ídolo, levantando la Copa América con la camiseta de la Selección Argentina, contra Brasil, en el Maracaná, cortando una sequía de tantos años sin títulos.

Podría decirte que con eso ya estoy salvado, que esta carta solamente te la escribo para agradecerte. Pero te estaría mintiendo, porque uno en la vida se pone objetivos y metas, porque uno en la vida siempre quiere un poco más. Y justo el 2022 es un año de Mundial.

Sí, es el Mundial de Qatar, probablemente el último del mejor jugador del planeta con nuestra casaca, con nuestros colores, representando a nuestra patria, esa que priorizó a pesar de haberse marchado muy joven a España, esa que priorizó rechazando ofrecimientos de los gallegos cientos de veces, porque él quería usar nuestra camiseta, porque él es más argentino que el mate y el dulce de leche.

No te voy a pedir que me cumplas el deseo que la ganemos. Sé que es muy difícil ese objetivo, y tampoco quiero ponerme muy exigente, pero al menos dame la oportunidad de ilusionarme, de tener esperanza, de tener fe, tal como lo hicimos los 40 millones de argentinos con un equipo de Scaloni en el que pocos confiaban. Siéndote sincero, yo tampoco era muy optimista sobre un técnico que recién arrancaba y que no tenía pergaminos para la Selección. Hay que decirlo, y se dice sin problemas.

Dame la chance de estar a la expectativa de ganar ese Mundial. Quiero soñar que Messi levanta la Copa del Mundo, que se cumple su máximo deseo en este mundo, que sus compañeros hagan lo propio y que nosotros celebremos en medio de un país que está a la deriva tanto económica como educacionalmente. Quiero que el Diego vea todo desde arriba.

Ya lo dijo la Mosca: Habrá que ir juntando pedacitos, armando despacito un sueño pa soñar, las primaveras serán para cualquiera, y pobre del que quiera robarnos la ilusión..."

facebooktwitterreddit