FC Barcelona

Los 3 errores y 2 aciertos del Barça en el empate ante el Celta de Vigo

Jose Benitez
El Barça cedió toda la ventaja que había ganado en la primera parte
El Barça cedió toda la ventaja que había ganado en la primera parte / Juan Manuel Serrano Arce/GettyImages
facebooktwitterreddit

Otro partido en el que el Barça no puede ganar y decepciona. Los blaugranas perdieron una ventaja de tres goles y acabaron permitiendo al Celta empatar el partido. Vamos a analizar los aciertos y los errores que les han llevado al resultado final.

ACIERTOS

La primera parte del equipo

Los culés tienen que acogerse a la versión mostrada por el equipo en la primera parte. Y aunque los partidos duran 90 minutos, cabe esperar que el equipo puede mantener el juego de la primera parte con trabajo táctico, y sobre todo psicológico. El Barça dominó, hasta tener más de 60% de posesión, y también demostró un gran juego con movimientos rápidsos, pases combinados y ocasiones que les llevaron a ponerse 0-3.

La efectividad de Ansu Fati

El Barça necesitaba la facilidad para el gol del joven Ansu Fati, que pese a la lesión ha demostrado hoy que con tocar una vez el balón es capaz de marcar un gran gol con facilidad. Esperemos que las molestias en el muslo no le impidan estar apartado mucho tiempo y pueda seguir sumando para su equipo.

Ansu Fati
Ansu Fati está en racha / BSR Agency/GettyImages

ERRORES

La fragilidad defensiva

Los defensas del Barça hoy quedan señalados. Tras una ventaja que nadie esperaba que perdiera el Barça, los defensas se han encargado de darle alas al Celta, con errores defensivos, malos despejes y nerviosismo, lo que ha permitido a los vigueses empatar.

Pérdida de la posesión del balón

El Barça pasó de tener el 60% de la posesión a tener un 49%, lo que demuestra que cedieron el balón en favor del Celta que aprovechó las dudas de un equipo que no está acostumbrado a ser dominado para remontar el encuentro.

Mantenimiento del sistema

Tras el primer gol del Celta, se vio claro que el Barça no estaba cómodo y que los vigueses estaban preparados para remontar. Los culés no eran capaces de controlar el juego y Sergi solo hizo algunos cambios de cromos, cuando lo que quizás hubiera sido necesario es un cambio de sistema.

facebooktwitterreddit