Balón de Oro

Balón de Oro 2012: el año en el que Leo Messi rompió todos los récords disponibles

FIFA Ballon d'Or Gala 2012, Lionel Messi
FIFA Ballon d'Or Gala 2012, Lionel Messi / Harold Cunningham/GettyImages
facebooktwitterreddit

El fútbol jamás podrá rememorar el año 2012 y no recordar a Leo Messi. El astro argentino acabó con todos los récords goleadores que existían hasta el momento y se vistió de héroe en multitud de ocasiones para llevar al Barça a lo más alto. Se trata del año de la transición de Pep Guardiola a Tito Vilanova en el banquillo culé.

Lionel Messi
Lionel Messi / Miquel Benitez/GettyImages

Siempre hablamos de que Messi es más que cifras y que su impacto en el juego va más allá de cualquier conjunto de números que intenten calificar la habilidad y calidad de un futbolista, pero lo que logró el de Rosario esa temporada es irrepetible.

Leo Messi finalizó el año con 91 goles, 79 vestido de azulgrana y otros 12 con la elástica de la selección argentina. Con el Barcelona disputó 60 partidos, y en solo 18 de ellos se marchó de vacío sin ver puerta, es decir, en el 70 % de los choques marcó al menos un gol. Una vez finalizó el año acumuló un repóquer, dos póquers, cuatro hat-tricks y 22 dobletes. Cifras a las que nadie se ha atrevido a acercarse.

De los 91 tantos en 69 partidos, 59 fueron en el campeonato liguero, 13 en la Champions, 5 en la copa del rey, 2 en la supercopa de España y los otros 12 con la selección argentina. 81 de ellos fueron con la pierna izquierda, 7 con la derecha y 3 de cabeza. 14 fueron desde el punto de penalti, otros 7 de falta directa y los otros 70 marca de la casa del astro argentino. Por si fuera poco Leo repartió 24 asistencias.

TOPSHOT-COMBO-FBL-BALLON D'OR-AWARD-MESSI
Messi / FRANCK FIFE/GettyImages

Tal vez el año 2012 fuera uno cuyo balón de oro estaba más cantado una vez finalizada la temporada. Pese a que hubo otros jugadores con más títulos lo que logró Leo Messi en cuanto a cifras goleadoras es único e insuperable. Se llevó así su cuarto balón de oro tras un año inigualable que entró de lleno en el libro de los récords.

facebooktwitterreddit