World News

Así sería el calendario del fútbol si finalmente hay un Mundial cada dos años

Jose Benitez
Infantino trata de convencer a las Federaciones de su idea
Infantino trata de convencer a las Federaciones de su idea / PATRICK FORT/GettyImages
facebooktwitterreddit

El Presidente de la FIFA, Infantino sigue con su afán de promover el Mundial cada dos años, está haciendo una rueda de contactos por todo el mundo para tratar de captar adeptos. Muchas Federaciones ya se han opuesto a la medida, incluso la propia UEFA, que amenazarían con no participar.

Para tratar de contrarrestar estas malas opiniones, la FIFA ha compartido con algunos medios varios documentos explicando más a fondo el proyecto lo que ha sido noticia hoy. En el primer documento se explicaría la situación de los próximos cuatro años, ya que la medida de un Mundial cada dos años empezaría a partir de 2025. De esta forma habría un Mundial en 2026 y 2028, para no hacerla coincidir con la Eurocopa.

FIFA Press Conference
FIFA Press Conference / Philipp Schmidli/GettyImages

Las fases de clasificación para el Mundial también variarían respecto a las que tenemos hoy en día, aunque desde la FIFA aseguran que no supondría mayor desgaste para los jugadores y las competiciones nacionales. El máximo organismo del fútbol cree que la mejor forma de ajustar esto es realizar un solo parón anual en el mes de octubre y jugar ahí la mayoría de encuentros. La FIFA se muestra flexible en esta propuesta y también aceptaría dos parones anuales, en octubre y marzo.

Teniendo en cuenta los ciclos de dos años en los que nos veríamos inmersos, el primer año después de un Mundial, sería para los partidos de clasificación para el próximo, y el segundo año, para la clasificación de las competiciones por continente, es decir, para las Eurocopas, Copa América, Copa África, etc.

Con esta agrupación de encuentros en pocas fechas, la FIFA dice que reduciría el desgaste por kilómetros recorridos por los futbolistas, ya que viajarían menos fuera, especialmente los americanos que juegan en Europa, ya que en cada encuentro internacional deben cruzar el charco. Los estudios del organismo futbolístico aseguran que pasarían de recorrer de media 377.000 km a 155.000 algo que también sería una huella verde. Pese a todo esto, aún no parece haber convencido a las mayores potencias del fútbol, por lo que todavía necesitarán más adeptos si quieren que la idea propspere.

facebooktwitterreddit