90min

Asensio ‘vuelve a casa por Navidad’

Miguel A. Sánchez
Asensio fue el mejor jugador del Real Madrid contra el Granada
Asensio fue el mejor jugador del Real Madrid contra el Granada / Soccrates Images/Getty Images
facebooktwitterreddit

Nochebuena está a la vuelta de la esquina. Será la más rara que muchos hemos vivido. Solo podemos juntarnos seis personas de dos núcleos familiares. Familiares o nosotros mismos, si hemos emigrado, no podremos volver a nuestras casas y tendremos que pasar la Navidad solos delante de la cena, el árbol y el turrón. No pasaremos de las tradiciones. No nos podremos juntar, pero nadie podrá arrebatarnos el pecado goloso de Jijona, la localidad turronera alicantina. El turrón, como decía el famoso anuncio de ‘El Almendro’, “vuelve, a casa vuelve, por Navidad”.

Marco Asensio es de las Islas Baleares, a priori es más de ensaimadas que de turrón, pero algo le ha unido a los dulces navideños. El mallorquín se ha tomado el anuncio al pie de la letra y tras más de un año esperando, ha decidido volver a casa por Navidad. En el lenguaje del atacante, casa significa el Real Madrid y volver recuperar su nivel. El futbolista destacó y fue la estrella del partido de los blancos contra el Granada.

Minuto 35. Rodrygo se rompió, no pudo continuar. Marco Asensio cogió el teléfono y llamó a Zidane: “Hola, soy Edu… perdón, hola, soy Asensio, feliz Navidad”. El futbolista del Real Madrid recordó que tiene un teléfono Airtel. Zizou, que no sabemos a qué compañía telefónica pertenece, cogió el teléfono y escuchó su mensaje. Le mandó vestirse y lo sacó al césped. Era su oportunidad.

Asensio estuvo muy cerca de marcar de espuela
Asensio estuvo muy cerca de marcar de espuela / OSCAR DEL POZO/Getty Images

La primera parte fue de adaptación, pero tras el descanso, Asensio flotó por el césped como una burbuja de Freixenet y, aunque él no es calvo, sopló el balón para ofrecer toda su suerte a Casemiro en el remate de cabeza, porque el mejor premio es compartirlo. El centro de Asensio, como las muñecas de Famosa, se dirigió al portal de Casemiro, que remató picado para adelantar al Real Madrid y hacer llegar a la afición madridista “su cariño y su amistad”. Zidane, en el banquillo, sonrió porque se puso alegre.

El partido de Asensio fue mucho más allá de dicha jugada. Omnipresente por todo el campo, estuvo muy cerca de marcar con un remate de espuela bendecido, pero se estrelló en el palo. Asensio vuelve en Navidad como el mensaje del Rey, el especial de José Mota o las reposiciones televisivas. Su próximo reto es la regularidad.

facebooktwitterreddit