Boca Juniors

Argumentos a favor y en contra de los centrodelanteros que tiene Boca en su plantel para 2022

Gastón Hirschbrand
Benedetto volvió al club.
Benedetto volvió al club. / Matthew Ashton - AMA/GettyImages
facebooktwitterreddit

Con la obtención del Torneo de Verano al imponerse en la final a San Lorenzo por 1 a 0 en La Plata, Boca Juniors comenzó el 2022 con el pie derecho ya que además sumó refuerzos de jerarquía en Nicolás Figal, Pol Fernández y Darío Benedetto.

Justamente sobre el "Pipa" y el resto de los centrodelanteros que posee Sebastián Battaglia en su plantel hablaremos a continuación, repasando en nuestra opinión sobre la variedad de nombres y de funciones que puede cumplir cada uno: ¿el recambio es suficiente o falta otro "9"? ¿Le alcanza para competir internacionalmente? Allá vamos.

A favor

Primero, hay que repasar a los centrodelanteros que tiene Boca hoy: además del retorno del mencionado Benedetto, cuenta con el goleador Luis Vázquez, con Nicolás Orsini y con los que han vuelto de sus préstamos: Ramón Ábila y Mateo Retegui, quienes no serían tenidos en cuenta por Battaglia.

Para pelear la Copa Libertadores 2022, yo creo que Boca tiene a dos nueves de primer nivel: el "Pipa", quien no logró el rendimiento ni la continuidad esperada en Europa pero que ya sabe lo que es vestir la azul y oro (de hecho ha sido el mejor "9" del club tras el retiro de Martín Palermo), y el chico de 20 años Vázquez, quien viene demostrando que no le pesa ser el centrodelantero titular de la Primera del club.

Será un tema para Battaglia ver cómo los puede juntar o de qué forma les divide los minutos, ya que yo pienso que los buenos jugadores siempre pueden convivir y que en este caso no sería descabellado jugar con "doble nueve", pero creo que esa mezcla de experiencia y juventud puede entregarle muchas alegrías al hincha de Boca.

En contra

Creo que Battaglia debería tomar una decisión inminente respecto a los otros nueves: ¿tendrá en cuenta a Wanchope y Retegui o, tal como parece, no los considerará? Opino que en este último caso, podría buscar la chance de incorporar un "9" más, ya que solamente quedaría Nicolás Orsini como opción, en un 2022 que será muy cargado para Boca con competiciones nacionales e internacionales.

En caso de que los considere (a los dos o a uno de ellos), no traería ningún refuerzo de jerarquía ni rezaría por incorporar a un Roger Martínez o algo similar: basta de pedirle a jugadores que no tienen ganas verdaderas de desembarcar en Boca que lo hagan. Solamente demoran las negociaciones y complican aún más la idea del técnico ya que, cuanto antes pueda entrenar con todo el plantel que tendrá a disposición, mucho mejor.

facebooktwitterreddit