Club América

Los tres aciertos y dos errores del América en su triunfo 0-2 sobre Philadelphia Union

Mauricio Gasca Bobadilla
Henry Martín y Mauro Laínez del América se funden en un abrazo tras marcar el segundo gol de la noche.
Henry Martín y Mauro Laínez del América se funden en un abrazo tras marcar el segundo gol de la noche. / Mitchell Leff/Getty Images
facebooktwitterreddit

El Club América se metió en la gran final de la Liga de Campeones de la CONCACAF al vencer 0-2 (0-4 global) al Philadelphia Union en el Subaru Park, en la semifinal de vuelta del campeonato, gracias a las dianas del colombiano Nicolás Benedetti y Henry Martín, a la espera de su rival: Cruz Azul o Rayados.

A continuación, los tres aciertos y dos errores de los azulcremas en el cotejo:

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!


ACIERTOS

El penal atajado por Guillermo Ochoa

En el complemento, el cuadro de la Major League Soccer pudo volver a la vida de haber convertido la pena máxima que consiguieron tras la falta cometida por el paraguayo Bruno Valdez sobre el polaco Kacper Przybylko.

Para ejecutar desde los once pasos, el caboverdiano Jamiro Monteiro tomó la pelota perdiendo el duelo contra el capitán azulcrema, quien se lanzó correctamente al lado derecho, para posteriormente, tapar el contrarremate del jamaicano Cory Burke.

No sólo eso, sino que tuvo otra salida importante para tapar un cabezazo, dejando el arco en ceros, lo que sirvió para que las Águilas no decayeran anímicamente.


Los cambios en el complemento

Aunque no aparecieron tanto como se esperaba, al final realmente funcionaron los cambios que hizo el argentino Santiago Solari, ya que la entrada del colombiano Nicolás Benedetti y Henry Martín fueron esenciales para cerrar la pizarra.

En el primer gol, La Bomba recuperó la pelota en el mediocampo para cederle el balón al Poeta, quien filtró al área para Jorge Sánchez y este le devolvió una diagonal matona para aumentar la ventaja 0-3 global.

Ya al final, vino una buena jugada de Mauro Laínez por la banda derecha, donde dejó a tres rivales, mandó también un centro en el área que encontró al delantero azteca, que únicamente empujó la pelota a las redes.


Solari llegó a la gran final en su primer intento

Si bien sigue sin convencer a varios analistas, especialistas, aficionados y detractores, el trabajo de Solari sigue siendo contundente y el más claro ejemplo fue lo sucedido este miércoles, pues logró meter al equipo en la final sin ser espectacular.

Apenas es su primera participación como estratega en la Concachampions y ya está cerca de poder levantar su primer trofeo con el América, con una plantilla que constantemente es criticada por su defensa y ataque.


ERRORES

Se dejaron dominar a lo largo de 15 minutos y parte del complemento

Al no encontrar a sus atacantes en el primer tiempo ni generar peligro en el arco del jamaicano André Blake, repentinamente los de Coapa dejaron de atacar y cedieron toda la posesión a The U, que comenzó a acosar constantemente el área sin generar afortunadamente nada de peligro.

El colombiano Roger Martínez no pudo generar peligro ni disparos, Mauro Laínez y Sebastián Córdova fueron detenidos cuando intentaba crear algo diferente, así como el español Álvaro Fidalgo, quien también quería ser ese jugador diferente, mas tampoco pudo lograr su objetivo.

Esos 15 minutos que regalaron en el primer tiempo, así como otros minutos del complemento, pudieron jugarles en contra.


Arriesgando mucho en las salidas

Continuamente en el cotejo, los emplumados jugaron con fuego porque buscaron salir jugando con la pelota, razón por la cual perdieron muchas veces el esférico, sin cometer ningún error fatal que realmente hiciera daño.

Tanto los centrales como los laterales se equivocaron o simplemente no pudieron burlar rivales, gracias a ello, los atacantes como Córdova, Fidalgo, Laínez y compañía tuvieron que bajar constantemente a apoyar.

De nueva cuenta, Solari tuvo un planteamiento muy pobre, aunque por ahora le sigue funcionando.


Para más de Mauricio Gasca, ¡síguelo también en Twitter como @Melocrab!

facebooktwitterreddit