Fútbol Femenil

Alexia Putellas: "El fútbol no tiene género"

Anuka Fernandez Fuks
Alexia Putellas, la jugadora del 2021
Alexia Putellas, la jugadora del 2021 / Quality Sport Images/GettyImages
facebooktwitterreddit

Alexia Putellas puso al mundo a sus pies. Y lo acarició como acaricia cada pelota que toca en un campo de juego. La capitana del Barcelona y una de las de la selección española recibió múltiples reconocimientos en este último tiempo por su desarrollo futbolístico durante el año pasado. La jugadora catalana, que condujo al equipo azulgrana a quedarse por primera vez con la triple corona, se llevó el premio UEFA, el Balón de Oro, el premio The best de la FIFA, el World Soccer, el Globe Soccer Awards y acaba de levantar la Supercopa.

En el portal The players tribune, Putellas escribió un artículo que atraviesa su infancia, su postura sobre el fútbol y los prejuicios que lo rodean, la presión para jugar, los momentos históricos del Barcelona y cómo ve su futuro.

La infancia

"Desde que era una niña, mi objetivo era ser jugadora del Barça. Cuando juego para este club siento que estoy representando a mi familia, a mi historia, a mis orígenes. Cuando tenía seis años, recuerdo que vi el clásico desde encima de una mesa de billar. (...) Recuerdo que me ponía muy nerviosa aunque apenas sabía lo que estaba pasando. Sólo sabía que aquello me importaba", cuenta Alexia en el artículo.

La jugadora multipremiada agregó: "Si en aquel momento me llegan a decir que algún día pondría los pies en ese césped hubiera dicho 'Pffft, no puede ser...Aquí solo juegan los hombres'. El año pasado, cuando jugué allí, hice realidad un sueño que tenía desde los seis años. Cuando estás en el vestuario o en el círculo central -wow- necesitas parar unos instantes para asimilarlo todo. Es un sitio que impone respeto".

Carrera futbolística

"Mi familia me llevó a Sabadell porque una tenían a una amiga que jugaba en el equipo. Yo tenía siete años y la edad mínima para jugar era de ocho años, por lo que mi familia tuvo que hacer un poco de trampa para que yo pudiera fichar. Recuerdo que, después de trabajar, se turnaban para llevarme a entrenar en un viaje de media hora", dice Putellas volviendo a sus primeros años jugando al fútbol. Además, la futbolista regresa a esas calles que ella recorría con una pelota en sus pies: "Solía escuchar cosas como 'Esta chica tiene algo...Es especial'. Pero nunca le dediqué atención. Solo quería jugar. Cuando fuera y dónde fuera, jugaba siempre. Por ejemplo, si mis padres iban a la plaza a tomar un café, yo me llevaba el balón y entrenaba el remate contra la pared del ayuntamiento".

El club de sus amores: el Barça

"Cuando volví al club en 2012, estuvimos unas cuantas temporadas sin ganar nada. No dábamos el nivel. Pero el Barça, en vez de revisar su apuesta, la dobló. Incluso cuando los resultados no eran inmediatos, el club se comprometió con el proyecto. Sabían que se necesita tiempo para llegar al éxito", señala la capitana del equipo culé rememorando la historia del equipo.

Para ella, uno de los momentos claves fue el partido que perdieron contra el Lyon en la final de la Champions en 2019: "Parece raro decirlo después de una derrota pero me sentía en paz conmigo misma. Era como si hubiéramos visto que 'O sea, que este es el nivel, no?'.  El camino estaba claro y supimos que nos teníamos que poner manos a la obra. 

El año pasado, Putellas y su equipo tuvieron revancha, le ganaron la final al Chelsea. "A lo mejor porque ya teníamos la experiencia de haber jugado una final anteriormente, todo fue distinto.  Confiábamos al máximo en nuestro plan de partido, en cada compañera, en nosotras mismas", dice.

Fútbol para todas, todos, todes

"Nadie levantaba la ceja cuando aquella niña decía que quería ser futbolista. Reconozco que he tenido suerte de tener la familia que tengo y de los amigos con los que crecí, pero mi experiencia debería ser la de cualquier niña", reflexiona la futbolista que está pronta a cumplir 28 años, en el artículo del The Players Tribune.

El clásico entre el Barcelona y el Real Madrid que se jugará el 30 de marzo por la vuelta de la Champions en el Camp Nou vendió todas las entradas que estaban a la venta (85 mil tickets), marcando un nuevo récord para el fútbol femenino español. La futbolista también hizo referencia a este crecimiento de la disciplina: "Anteriormente la gente se podía preguntar si existía la demanda del fútbol femenino pero actualmente hay que garantizar la oferta. Durante los 20 años que llevo jugando, el mundo ha cambiado y cambiará más aún. Será brutal."

facebooktwitterreddit