90min

70 AÑOS DEL MARACANÁ | Así fue la épica remontada del América en el mítico estadio del Flamengo

America de Mexico's footballer Salvador
ANTONIO SCORZA/Getty Images

El 16 de junio de 1950, Río de Janeiro vio nacer uno de los recintos futbolísticos más importantes de todo el mundo, que ha visto en su césped cómo se acumulan grandes anécdotas para propios y extraños. A 70 años de su fundación, el Estadio Maracaná ha albergado dos Copas del Mundo, dos Copas América y una Copa Confederaciones, pero en sus paredes y gradas todavía retumban miles de historias más.

A nivel de clubes, uno de los partidos más recordados para los aficionados mexicanos y en especial para los hinchas del América es aquel que se vivió en los octavos de final de la Copa Libertadores 2008, cuando el club mexicano hizo lo impensado en tierras brasileñas y le remontó el 4-2 de la ida al Flamengo, que había convertido el Maracaná en una auténtica fortaleza y que además se preparaba para despedir entre honores al entrenador Joel Santana, que viajaría a Sudáfrica para dirigir a la selección anfitriona del próximo mundial.

America de Mexico's footballer Salvador
ANTONIO SCORZA/Getty Images

El partido y su previa fue una auténtica montaña rusa de emociones, pues antes del pitido inicial, la sensación entre aficionados aztecas era deprimente, ya que el club atravesaba la peor temporada de su historia en el campeonato local y acumulaba seis derrotas consecutivas, pero todo esto cambió cuando el partido arrancó, pues las Águilas encabezadas por Juan Antonio Luna, técnico interino, iniciaron de forma incesante y en el minuto 20 cayó la primera anotación del América, anotada por Salvador Cabañas.

'Chava' era el referente del equipo en ataque y junto a Guillermo Ochoa en la portería rescataban aquel barco americanista. El paraguayo salió encendido en el Estadio Maracaná y potenció el volumen ofensivo de todo el equipo, hasta que en el minuto 38, Enrique Esqueda empataba el marcador global ante el desconcierto de toda la afición del Mengão.

Como era de esperarse, los nervios florecieron en todo el recinto y la grandeza del América resurgía de las mismas cenizas que alguna vez le ganaron una Copa Interamericana a Boca Juniors. Memo Ochoa estuvo puntual en el arco y mantuvo vivo al equipo hasta el minuto 77, cuando Salvador Cabañas cavaría la tumba del 'Fla' en aquella edición de la Libertadores cuando marcó el tercer tanto del encuentro y que sellaría el pase de las Águilas a la siguiente ronda.

Más de 47 mil almas que se dieron cita en el Maracaná fueron testigos de una proeza más de las Águilas, que nuevamente se crecieron ante la adversidad y desplegaron sus alas impulsadas por el orgullo deportivo. El templo futbolístico de río quedó enmudecido y ahogaron los gritos de festejo que se percibían desde el partido de ida, además de estropear la despedida del estratega Santana.

Con un marcador global de 5-4 favorable a los mexicanos, el América accedía a cuartos de final, donde avanzarían derrotando a Santos de Brasil 2-1 en el global. En las semifinales la suerte se les acabó, cuando la Liga de Quito los eliminó por un gol anotado de visitante (global 1-1), mismo equipo que terminó alzando el trofeo en la final ante Fluminense.

Aunque las Águilas del América no consiguieron pintar la Copa Libertadores de azulcrema, aquella remontada vivida un 7 de mayo de 2008 recorrió todos los noticieros del continente y traspasó fronteras, dejando un escenario mítico como el Maracaná silenciado por los goles del 'Paleta' Esqueda y un mágico Salvador Cabañas.

Así alineó el equipo dirigido por el 'Cabezón' Luna:
(1) Guillermo Ochoa;
(3) José Antonio 'Gringo' Castro,
(2) Ismael Rodríguez,
(6) Sebastián Domínguez,
(4) Óscar 'Kevin' Rojas;
(18) Germán Villa,
(19) Carlos Sánchez,
(13) Juan Carlos 'Torito' Silva,
(20) Alejandro Argüello;
(21) Enrique Esqueda,
(9) Salvador Cabañas.

Para más de Carlos Alberto Pérez, ¡síguelo también en Twitter como @CarlosAlbertoPG!