​Hace ya semanas que en varios medios se habla del interés que ha reactivado el ​Barcelona por intentar hacerse con los servicios de Tanguy Ndombélé. La entidad azulgrana ya intentó fichar al francés el año pasado del Olympique de Lyon tras haberlo estudiado especialmente en la eliminatoria entre ambos de octavos de ​Champions (0-0 y 5-2), pero al final se marchó al Tottenham a cambio de 60 millones de euros.


Un precio muy alto que el Barcelona el pasado verano no se podía permitir. Ahora realmente (aunque parece que tampoco) no lo sabemos. No obstante, creo que si al final llevan a cabo la compra del centrocampista sería un buen fichaje para el equipo.


En primer lugar porque Ndombélé ha demostrado ser un muy buen jugador. Es muy táctico y muy ordenado defensivamente, además de aportar un extra físico a su equipo. Algo que esencialmente a día de hoy se ve en Arturo Vidal, pero que se echa de menos en el resto de jugadores azulgranas.


Arturo Vidal,Ivan Rakitic

En segundo lugar, porque este año huele a renovación en el centro del campo azulgrana. Se especula mucho con las salidas del propio Vidal y de ​Rakitic, quienes en cualquier caso ya tienen 33 y 32 años y empiezan a necesitar un relevo. Esto último podría aplicarse a un Busquets que, aunque es un símbolo del club, también necesitaría un respiro.


Sergio Busquets,Arthur

En otras palabras, los fichajes en el centro del campo azulgrana son necesarios. De Jong ha encajado bien y Riqui Puig podría ser el futuro del club, pero no sabemos hasta qué punto Setién y la directiva se atreverán con él. Luego está el caso de Arthur, que a pesar de ser un gran futbolista este año casi ha destacado más por su vida fuera del terreno de juego que por su fútbol.


Con Ndombélé al menos se aseguraría el equipo un jugador de garantías en esa posición. Una piedra para construir un buen bloque la temporada que viene...¿Qué empezará cuando?