Marcos Rojo se solidarizó en una olla popular por la crisis del coronavirus. 


El futbolista no olvida su origen ni el presente caótico que viven los más necesitados y se sumó a una olla popular para los más humildes. Así fue que Rojo colaboró en la ayuda a familiares y amigos que sintieron el impacto económico por la crisis de la emergencia sanitaria por el COVID-19.


“Acá están mis amigos de toda la vida, mis vecinos, toda una banda que quiso ayudar cocinando para un montón de gente que vive del día a día, de la changa y que se quedó sin ingresos por la cuarentena”, comenzó diciendo el futbolista.


El defensor llegó con un buzo de Estudiantes, pantalón corto y se fotografió en el patio de la casa de sus primos mientras la noche caía en 522 y 134.

La olla popular donada por Rojo consistía en: 10 kilos de arroz, 15 de pollo, otros tantos de verduras como batata y papa, especias varias, ingredientes.


En estos tiempos de cuarentena, muy difíciles para los más necesitados, estos gestos de los jugadores se valoran y mucho.