Cuando se habla del ​americanismo uno de los nombres que sale a relucir es Luis Roberto Alves ‘Zague’, máximo goleador en la historia del club con 192 tantos, además su padre también fue un referente del equipo, sin embargo, hace unos años quedó dolido con la institución pues con apenas tres meses y medio de ser presidente deportivo fue destituido de manera sorpresiva para darle entrada a Ricardo Peláez.



Ahora el actual analista deportivo de TV Azteca reveló por qué en los años 90 salió de Coapa, cuando aún era futbolista, pues la mayoría de los aficionados esperaban que tras ser el máximo romperredes terminaría su ciclo en el Nido, lo cual no pasó y se enfundó en los colores de los Potros de Hierro del Atlante.


“El Atlante fue una válvula de escape importante, porque la presión en el América era muy grande ya con relación a muchas cosas, internas y externas. Me querían involucrar, me quisieron como embarrar en muchas cosas que no eran ciertas, aunque yo era el ícono, el símbolo. Como siempre, por ser profesional y por ser un tipo discreto, que no me gustaba llamar la atención, que no me gustaba hacer desplantes de diva dentro del campo, ni mucho menos afuera”, explicó en una entrevista con “Apuntes de Rabona”.



Por lo tanto, se dio a entender que el entonces seleccionado nacional atravesaba una difícil situación con el cuadro azulcrema, cosas que nunca salieron a la luz, e incluso jamás fue consultado para que se diera el traspaso, sin embargo, detalló que el cambio de escuadra no le afectó en lo futbolístico, únicamente le pegó en lo económico,


“Lo de Atlante fue una válvula, en donde sufrí consecuencias a nivel económico, perdí dinero por ese traspaso. Que nunca me enteré, nunca supe, y de manera autoritaria me mandaron hacia el Atlante, pero lo asimilé así y demostré que si tú puedes, si estás convencido, juegues con quien juegues puedes demostrar tu calidad”, añadió.



Tras vivir dos etapas diferentes con el cuadro azulgrana, el mundialista azteca se quedó sin equipo para el Verano 2000, pareciendo que así culminaría su trayectoria, no obstante, el técnico Raúl Arias lo llevó al ​Necaxa para el Invierno 2000, quedándose hasta el Clausura 2003, momento en que decidió decirle adiós a las canchas.


Aparte de ser el máximo anotador del América, Zague también se hizo de dos títulos de ​Liga MX en la temporada 1987-88 y 1988-89, dos Campeón de Campeones, tres Copa de Campeones CONCACAF y la Copa Interamericana, aparte sobresale como el mayor goleador en juegos oficiales dentro del Estadio Azteca con 162, 122 en Liguilla y Liga, diez en la Copa de Campeones de la CONCACAF, diez en Copa México y el resto con la selección mexicana.



¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!