El fútbol mexicano vivió las mejores épocas de dos de los mejores delanteros extranjeros que han llegado a la ​Liga MX en los últimos tiempos. Humberto Suazo y Salvador Cabañas se encargaron de comandar el ataque de ​Monterrey y ​América, respectivamente, dejando el grato recuerdo de dos nueves más que completos. 


Los dos intentaron llevar a su equipo a la gloria; sin embargo, la realidad fue muy distinta entre ambos. Chava llegó a las ​Águilas para el Apertura 2006, ofreció goles desde el inicio, pintaba para ser parte de un equipo de época e incluso llegó a dos finales: una de liga y otra de Copa Sudamericana, pero no pudo levantar ninguna. 

America's Salvador Cabanas celebrate his

Después de ese primer año maravilloso donde Cabañas fue pieza clave, se vivió el capítulo más reciente en los últimos tiempos para el ​América. Probó el sótano de la tabla y estuvo lejos de cualquier otra final. Sus 98 anotaciones valieron muy poco a nivel de campeonatos, y más después de esas finales, pero quedaron marcados en la memoria de americanistas y conocedores.


Por otro lado, el Chupete tuvo una historia opuesta. A pesar de que empezó con buen pie en el tema goleador, las finales no se dieron inmediatamente, pero tampoco tardaron en llegar. En el Apertura 2009, dos años después de su llegada, ​Monterrey levantaría su tercer título de liga y un año más tarde alzarían el cuarto. 


Chupete pudo confirmar su valía en trofeos, algo que nunca pudo lograr Cabañas, aunque su equipo tampoco aportó mucho a la causa. En prácticamente el mismo tiempo, Suazo ya llevaba dos títulos de liga, a los que se le sumó un tricampeonato de Concachampions en los siguientes tres años.

Lamentablemente para Salvador Cabañas, familia y afición, un atentado en su contra le impidió regresar a las canchas en el 2010, justo antes del ​Mundial de Sudáfrica, y la competencia con Suazo por ser el mejor delantero del fútbol mexicano quedó inconclusa.


Chava no pudo sumar los títulos que Suazo, pero sí pudo ser dos veces campeón de goleo en México y conseguir otros dos títulos de goleo en la Copa Libertadores. Cabañas sostuvo un equipo entero, mientras que Suazo hacía mejor a su propios compañeros y juntos alzaban campeonatos.


Humberto Suazo debe estar un paso por arriba que Cabañas por logros e influencia directa en el equipo, en este último ámbito debe ser considerado al nivel de Cabañas, pero sin olvidar que esta lucha quedó inconclusa. Vimos un mano a mano excepcional entre ambos y se disfrutó de dos grandes delanteros durante su estancia en México, recuerdo con el que se debe quedar este espectacular duelo.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!