​El ​Real Madrid cuenta con una amplia nómina de cesiones esta temporada entre todos aquellos futbolistas de la primera plantilla que no pudieron hacerse un hueco y los jóvenes, canteranos y ​fichajes, que han salido en busca de oportunidades para crecer. Todos ellos tienen varias cosas en común: pertenecen al conjunto blanco, han sido seguidos durante la temporada, han mostrado un avance y tienen esperanza de volver. Pero no todos tienen el nivel suficiente para formar parte del primer equipo la temporada que viene.


Si bien es cierto que el verano puede ser bastante ajetreado en el club madridista, habrá que esperar a las posibles salidas y llegadas para dirimir a qué cedidos dará Zinedine Zidane la oportunidad tras el verano y a quién no. Sin embargo hay dos que tienen todas las papeletas para vestir de blanco el próximo curso, mientras que el resto lo tienen muy complicado a no ser que haya una auténtica revolución en la plantilla.


Achraf Hakimi


El primero que volverá, porque se lo ha ganado y porque su cesión en el Borussia Dortmund termina, es Achraf Hakimi. El lateral marroquí sigue los pasos de Carvajal y después de dos años de formación en Alemania, un Erasmus tan aprovechado como su vecino de Leganés, presumiblemente se convertirá en su principal competidor a partir del próximo curso. Sus números en Dortmund le avalan y su carrera en el Real Madrid promete.


El otro que regresará con toda seguridad es Martin Odegaard, aunque también dependerá de su deseo pues su cesión estaba previsto que durase dos años y hace unos meses aseguró que si idea era completarla. El noruego que llegó como una promesa en el año 2014 se ha convertido en todo un hombre a base de cesiones y esta temporada en la ​Real Sociedad ha demostrado que quienes apostaron por él no estaban equivocados. El centrocampista sería un refuerzo de lujo para la medular merengue después de destaparse como uno de los mejores jugadores de la presente ​Liga, uno de los principales artífices del buen año 'realista'.


Sergio Reguilon Rodriguez


En el otro lado están jugadores como Sergio Reguilón, que arrancó la temporada en el Sevilla siendo toda una revelación, pero salvo que se produzca alguna salida debería continuar cedido; Álvaro Odriozola, que debe demostrar su valía en Alemania; y Dani Ceballos, que tampoco ha hecho grandes méritos para ganarse la aprobación de 'Zizou' en su paso por el Arsenal.


Tras ellos los guardametas Lunin y Zidane, que no parece que puedan dar el salto de segunda división a primera por ahora; Jesús Vallejo, con su cambio de equipo, Óscar Rodríguez y Takefusa Kubo, que están demostrando su valía en clubes de menor entidad pero aún no tendrían un sitio; y Alberto Soro, que es una apuesta sería de futuro, pero para más adelante.


Takefusa Kubo


Y finalmente canteranos como Manu Hernando, Javi Sánchez, Jorge de Frutos, o el fichaje Hugo Vallejo, que aún tienen mucho camino por delante si quieren llegar a vestir la camiseta del primer equipo con toda la competencia que tienen por delante. En último lugar quedaría Borja Mayoral, que si no ha logrado hacerse un hueco aún lo tendrá difícil si llega algún delantero más en el mercado invernal por lo que debería buscar una salida definitiva del club.