Xavi Hernandez,David Villa,Gerard Pique,Andres Iniesta,Victor Valdes,Lionel Messi,Adriano,Seydou Keita,Javier Mascherano,Sergio Busquets,Dani Alves

2010/11: el mejor 'once' de la historia del Barcelona en una temporada

Este es para mí el mejor XI de la historia del Barcelona en una temporada. A pesar de que he tenido dudas con el del Sextete de 2009 y el del triplete de 2015 en el que estaban Luis Suárez y Neymar, he elegido el de 2011. Sólo el Real Madrid de Mourinho y Cristiano Ronaldo pudo privarlos ese año de un título, la Copa del Rey (1-0). 


Con Guardiola en el banquillo y más españoles que nunca, casi todos los futbolistas estaban en su madurez deportiva y con él jugaron el que para muchos es el mejor partido de la historia del Barcelona: la final de la Champions contra el Manchester United, en el que levantaron su cuarta Copa de Europa en Wembley (3-1).

1. Víctor Valdés

En ese momento estaba en el mejor instante de su carrera. Se había ganado el sitio por derecho propio en la portería del mejor club del mundo y en la mejor selección del momento sólo estaba por detrás de un gigante como Casillas. Es uno de los grandes guardametas de la historia del Barcelona.

2. Dani Alves

Sin duda alguna en ese momento Dani Alves  era el lateral derecho más peligroso del mundo. Por la banda era un extremo más y el 'veneno' de sus centros era inigualable en el fútbol de esos años. Dio muchísimas tardes de gloria al barcelonismo en general... y a los delanteros del equipo en particular

3. Puyol

Puyol era el capitán, el alma y el pundonor del Barcelona desde hacía muchos años. Con Guardiola, al igual que casi todos sus compañeros, alcanzó el mejor nivel de su carrera. Era inigualable en el centro de la zaga tanto del equipo como de la selección española.

4. Piqué

La mejor pareja de Puyol sin duda alguna era Piqué. Había llegado dos años antes desde el United precisamente y ya desde el primer día se convirtió en indiscutible en el XI del Barcelona, donde sigue 11 años después. Se consagró como uno de los mejores defensores españoles de la historia.

5. Abidal

Abidal era el único de los fichajes no canteranos supervivientes aún de la época anterior a la llegada de Guardiola. Tenía una condición física y un rendimiento en defensa buenísimos y fue inamovible en el lateral izquierdo hasta la llegada de Jordi Alba. El cáncer que le afloró en esa época tampoco pudo frenarle y fue un ejemplo para sus compañeros y el fútbol en general.

6. Busquets

Guardiola lo había subido con 20 años directamente al XI inicial del Barcelona 2 años antes. En apenas temporada y media, ya se había proclamado campeón del mundo con la selección española y había ganado el Sextete. 12 años después de su debut sigue siendo un jugador de talla mundial titular en el equipo.

7. Xavi

Todavía muchos no entendemos cómo ni Xavi ni Iniesta eran los poseedores del Balón de Oro vigente en esa temporada, el de 2010. El cerebro del mejor equipo del mundo y uno de los mejores de la historia era él. Con 31 años estaba en el cénit de su carrera y en la final de Wembley dio una auténtica exhibición. Como en Viena, en Kiev, en Roma,...

8. Iniesta

Con Xavi y Busquets conformaba el mejor centro del campo de la historia del Barcelona y del fútbol español. Iniesta fue más respetado por las lesiones ese año y era un héroe para el país después de su inolvidable gol a Holanda. Dio exhibición tras exhibición esa temporada, como casi durante todos sus 16 años en el primer equipo.

9. Pedro

Desde septiembre Pedro ya era a plenos efectos jugador del primer equipo. El año anterior ya había sido clave con goles importantísimos y eso le valió para ir al Mundial con España e incluso ser titular en la final. Si la temporada 2010 había sido la de su explosión, la de 2011 fue la de su consagración en el club.

10. Messi

Decir que Messi estaba en el mejor momento de su carrera es complicado, porque han sido tantos sus momentos al mejor nivel... No obstante ese posiblemente fuera de sus mejores años. Con apenas 24 primaveras ganaría su tercer Balón de Oro seguido y se encontraba en un momento de explosión y dinamismo en su juego que no se ha visto en ningún otro jugador en la historia.

11. Villa

Villa fue la guinda al pastel ese año. Si el Barcelona ya era un equipo temible, en verano se hizo con el mejor delantero de la historia de nuestra selección para completar una alineación de campanillas. A pesar de que le costó un pelín entrar en calor, hizo una temporada soberbia culminada con un golazo en la final. Sólo las lesiones impidieron que hiciera más carrera en el Barcelona.