Sadio Mane,Mohamed Salah,Roberto Firmino

Los ataques más potentes del fútbol europeo

Sin gol no hay fútbol. Cada entrenador puede plantear una táctica de juego: toque, a la contra, al pelotazo... y un sistema defensivo u ofensivo, pero el objetivo siempre es el mismo: el gol. Los buenos ataques ganan partidos y la pólvora mojada los empata o pierde. El potencial ofensivo aporta temor a los rivales.


Estos son los mejores ataques de las grandes ligas europeas:

1. Liverpool

Tres años consecutivos en los que Liverpool es sinónimo de potencial ofensivo. Jurgen Klopp ha conseguido encajar un equipo que los rivales temen, sobre todo en su potencia arriba. Son letales en los metros finales y, además, realizan la transición entre defensa y ataque a un nivel de vértigo.


Estos son los protagonistas del ataque red:


Mohammed Salah:  el Liverpool lo fichó de la Roma con actuaciones notable. El egipcio creció a las órdenes de Klopp y se convirtió en un arma letal de Anfield. Velocidad y definición por la banda derecha, su zurda es prodigiosa.


Roberto Firmino: los números engañan. Quien no haya visto al Liverpool puede pensar que el brasileño no lleva los goles que debería llevar un 9 de un club con un ataque como este. No ha visto los encuentros. La influencia de Firmino en ataque es brutal. El futbolista, además de marcar, asiste y genera espacios para sus compañeros.


Saido Mané: muchos lo señalan como el mejor futbolista de ataque del Liverpool, el más determinante. El senegalés es verticalidad, habilidad técnica y gol, mucho gol. Figura clave.

2. Manchester City

El gol no ha sido el problema del Manchester City esta temporada. Los de Guardiola han tenido la delantera llena de pólvora durante toda la competición, pero no han sabido cerrarse atrás. Los citizen son el club más goleador de la máxima división inglesa con 68 tantos en 28 partidos. 


Estos son sus tres máximos goleadores:


Gabriel Jesus: el brasileño puede actuar tanto en la punta de ataque como en la banda. Combina con sus compañeros y fulmina en los últimos metros.


Raheem Sterling : el extremo es la velocidad punta del Manchester City. El inglés ha crecido muchísimo al lado de Pep Guardiola y es uno de los goleadores habituales. Aprovecha el fútbol de toque de los suyos para generar espacios. Imparable.


Sergio Agüero: mil veces le han querido retirar, otras tantas ha empezado desde el banquillo. No importa, el Kun siempre termina por imponerse. Una vez más, es el máximo goleador del Manchester City. 

3. Borussia Dortmund

El potencial ofensivo del Borussia Dortmund hace temblar los cimientos de sus rivales. Juventud, velocidad y gol forman un combo definitivo para hacer sufrir a las defensas de media Europa. Haaland ha sido la guinda del pastel.


Jadon Sancho: el inglés es la gran estrella del Borussia Dortmund. Salió del Manchester City para triunfar y lo ha coneguido. Imparable con espacios, demuestra a casi cada partido su habilidad de desborde y capacidad de definición. Además, ahora con Haaland tiene un nuevo aliado para sus asistencias.


Erling Haaland: qué decir que no se haya dicho ya del gigante noruego. Pese a su altura, el delantero es rápido y tiene calidad con el balón en los pies. Dentro del área es un killer nato.


Thorgan Hazard: el hermano pequeño de Eden Hazard no ha conseguido un puesto en el once del Borussia por su apellido. Desde la banda ofrece su desborde y su visión de juego a sus compañeros. Esta temporada ya ha repartido 10 asistencias.

4. Bayern de Múnich

El Bayern de Múnich es un habitual de las listas de los mejores ataques de las grandes ligas europeas. La apisonadora bávara pasa por encima de todos sus equipos, acumula victorias y goles. Además, esta temporada ha terminado de apuntarse Gnabry a las ráfagas ofensivas de los suyos.


Thomas Müller: un clásico. Siempre dicen que se ha ido, pero siempre está. Aparece en segunda línea cuando menos se le espera. Inadvertido para las defensas rivales, sus apariciones en ataque son una bendición para los de Múnich.


Robert Lewandowski: si Müller es un clásico, Lewandowski ya es una leyenda. El goleador polaco sigue fiel a su cita con el gol y, además, esta temporada pelea por la Bota de Oro. Ha convertido 39 goles, 25 en Bundesliga.


Serge Gnabry: el nuevo aliado del ataque muniqués. Se fogueó hace dos temporadas en el Hoffenheim y esta temporada ha terminado de explotar. Velocidad, juventud y gol. 

5. París Saint-Germain

El potencial ofensivo del París Saint-Germain crece año a año. Los de la capital gala siguen empeñados en reforzar su faceta atacante cada temporada y, al menos en estas posiciones siempre aciertan. En este caso, vamos a nombrar a 4 futbolistas, aunque tampoco debemos olvidar a Pablo Sarabia, con 14 tantos.


Kylian Mbappé: la velocidad y el gol. La joven perla parisina ya no es un proyecto de futuro, sino que es toda una realidad. El heredero de Ronaldo. Acumula 30 goles y 17 asistencias.


Mauro Icardi:  ha aprovechado la baja de Edison Cavani para abrirse un hueco en la punta del ataque parisino. El argentino es el hombre gol, el encargado de convertir los balones que entran en el área en gol. Cumple su tarea.


Neymar : el virtuoso. Las lesiones le han vuelto a impedir tener toda la continuidad que el fútbol merece, pero cada vez que pisa el terreno de juego es un espectáculo. Además, se entiende a las mil maravillas con Mbappé, se buscan y se encuentran.


Ángel Di María: el argentino, desde una posición algo más atrasada, se ha sumado al potencial ofensivo del PSG. Otro virtuoso capaz de romper la cadera del rival. Su zurda es invencible.

6. Atalanta

El Atalanta es la locura ofensiva hecha club. Atacar y no mirar atrás. Los de Bérgamo ya han conseguido 70 tantos en Serie A. El Valencia sufrió las consecuencias de su potencial ofensivo en Champions League.


Alejandro Gómez: el Papu es la clave de este equipo. El argentino se ha aleado de la banda para asumir tareas de creación de juego. Juega detrás de los delanteros, conecta el centro del campo con el gol y también marca cuando es necesario. Es el alma del club.


Josip Ilicic: el Valencia sufrió el acierto de Josip. Su piernas son máquinas de hacer goles, uno tras otro. Sabe situarse en el campo y tiene muy buen golpeo de balón. En Mestalla marcó 4.


Muriel / Zapata: no importa cuál de los dos juegue, ambos saben como aprovecharse de los movimientos de Ilicic y el Papu para terminar solos ante el portero y hacer gol. Dos delanteros que destacan por su potencia física. Zapata es más fuerte y Muriel más rápido.