Gaston Maxi Lopez,Mauro Icardi

Futbolistas que nunca podrían pasar juntos la cuarentena

Medio mundo se encuentra en cuarentena, una situación que no es nada fácil de llevar pero que sería aún más complicada si tuviésemos que estar en cerrados en casa con una persona a la que no soportamos. A los futbolistas les pasa lo mismo y seguro que si alguno tuviera que convivir con esa persona a la que no puede ni ver la cosa acabaría muy mal.


Estas son algunas parejas de futbolistas que no se llevan nada bien y no podrían pasar juntos la cuarentena. 

1. John Terry y Wayne Bridge

Amigos y compañeros en el Chelsea y en la selección inglesa, ahora John Terry y Wayne Bridge son enemigos irreconciliables. Terry ha protagonizado más de un escándalo relacionado con mujeres, y el más sonado tuvo lugar en 2010 cuando se acostó con la mujer de Bridge, Vanessa Perroncel, que a su vez era una gran amiga de la por entonces esposa de Terry. 


ridge nunca perdonó a Terry y este fue uno de los motivos por los que abandonó el Chelsea. Cuando volvieron a cruzarse sobre un terreno de juego este último le negó la mano al que fue su amigo y compañero.  

2. Mauro Icardi y Maxi López

Un caso similar al de John Terry y Wayne Bridge fue el que protagonizaron Mauro Icardi y Maxi López. Ambos eran amigos y mientras jugaban en la Sampdoria eran inseparables hasta que Icardi comenzó a verse con Wanda Nara, la mujer de Maxi López. 


Ella decidió romper la relación y meses después se confirmaron las sospechas: Wanda Nara y Mauro Icardi habían comenzado una relación. Ambos se casaron y viven con los tres hijos que ella tuvo con Maxi López, e incluso Icardi se ha tatuado el nombre de los pequeños.  

3. ​Karim Benzema y Mathieu Valbuena

Las consecuencias de la polémica entre Karim Benzema y Mathieu Valbuena aún tiene sus consecuencias a día de hoy. Ambos se vieron inmersos en una investigación policial por un presunto chantaje de Benzema hacia su compañero de selección.  


Durante una concentración con Francia, Valbuena le contó a Benzema que había recibido una llamada de unos chantajistas alertándole de que su imagen aparecía en un vídeo de contenido sexual y debería pagar 150.000 euros para evitar que las imágenes fuesen difundidas. Benzema le aconsejó que pagase y se ofreció a ponerse en contacto con los chantajistas, entre los que se encontraba un amigo de la infancia. Finalmente Benzema fue investigado por participar en la extorsión y el jugador del Real Madrid aún está pendiente del juicio.  

4. Lothar Matthaus y Stefan Effenberg

Lothar Matthaus y Stefan Effenberg formaban una gran pareja en el centro del campo del Batern de Munich y de la selección de Alemania, pero fuera del terreno de juego la cosa era muy diferente. La personalidad de ambos chocaba y en el año 2003, Effenberg reveló en su biografía su enemistad con Matthaus en un capítulo titulado 'Lo que Lothar Matthaus sabe de fútbol' que consistía en una hoja en blanco y le llegó a llamar bocazas arrogante. 

5. Andy Cole y Teddy Sheringham

Otro ejemplo de dos grandes jugadores que se entendían a la perfección dentro del campo pero que fuera no podían ni verse son Andy Cole y Teddy Sheringham. Con el Manchester United consiguieron levantar varios títulos, pero cuando sonaba el pitido final del partido la relación entre ellos era inexistente pese a compartir vestuario tanto con los diablos rojos como en la selección.   

6. Arturo Vidal y Alexis Sánchez

Alexis Sánchez y Arturo Vida l no tienen precisamente una buena relación. Y es que ambos jugadores mantienen una lucha por liderar a la selección de Chile y la tensión que hay entre ellos es evidente. Y es que al jugador del FC Barcelona no le sienta nada bien el protagonismo que la prensa chilena le da al delantero mientras que él se siente ninguneado.  Y aunque ambos quieren llevar a Chile a lo más alto ese afán de liderazgo hace que ambos choquen y de vez en cuando salten chispas.  

7. Ibrhimovic y Cavani

Cuando metes a varias estrellas en un mismo vestuario siempre hay alguna lucha y si encima viene un jugador nuevo a pelearle el puesto a Ibrahimovic , el desenlace no puede ser bueno. Al sueco nadie le discutía su puesto en el PSG y cuando llegó Cavani  el uruguayo tuvo que desplazarse a la banda, comenzando los roces entre ellos.  Poco a poco Cavani le fue comiendo terreno a Ibrahimovic mientras que la relación entre ellos iba deteriorándose hasta el punto de ser inexistente.   

8. William Gallas y Kolo Touré

La pelea por ser el capitán del Arsenal le costó muy cara a Kolo Touré. Durante varias temporadas Gallas y Touré fueron los centrales titulares del conjunto gunner pero todo saltó por los aires cuando Arsene Wenger tuvo que decidir a quién darle la capitanía y se decantó pro el defensa francés. Esto no le sentó nada bien al marfileño que aseguró que no podía seguir compartiendo vestuario con Gallas y acabaría abandonando el equipo.


"Gallas y yo no nos soportábamos y uno de los dos tenía que dejar el club. Como jugador le tengo un gran respeto. No había ningún problema entre Arsene y yo, le tengo un gran respeto. ¿Con Gallas?, prefiero no hablar de eso", dijo tras su salida.

9. Iker Casillas y Álvaro Arbeloa

En este caso quien se interpuso en la relación entre Iker Casillas y Álvaro Arbeloa fue un entrenador, José Mourinho. Tras la lesión del guardameta, precisamente por un choque con su compañero, Mourinho apostó por Diego López en la portería y cuando Casillas se recuperó se quedó en el banquillo. Casillas y Mourinho se distanciaban cada día más y Arbeloa se posicionó del lado del técnico portugués y de Diego López, algo que al capitán no le sentó nada bien. La relación entre ambos se rompió hasta el punto de que dejaron de hablarse.  

10. Thibaut Courtois y Kevin De Bruyne

Thibaut Courotis y Kevin de Bryune han seguido pasos similares en sus carreras. El extremo debutó en el Genk y luego sería traspasado al Chelsea. Posteriormente fue el guardameta el que siguió el mismo camino, y tanto siguió Courtois los pasos de De Bruyne que tuvo un 'affaire' con la mujer de su compañero. 


En el año 2012 Caroline Lijnen terminó su relación con De Bruyne y en 2013, cuando Courtois estaba cedido en el Atlético de Madrid, Lijnen hizo un viaje a la capital de España con unos amigos y decidió vengarse de los cuernos que le había puesto el jugador del City. "Estando en Madrid, me acordé que Kevin me había engañado y me dije a mi misma, ¿porqué no puedo hacer lo mismo? Esa noche, Thibaut me ofreció más que Kevin en tres años. Con él tenía conversaciones interesantes e incluso me cocinó. Kevin jamás hizo algo así", confesó Lijnen.


Después de esto la relación entre los dos compañeros de selección se resintió.