Arturo Vidal,Martin Braithwaite

Los futbolistas que el Barcelona debería vender la próxima temporada

No ha sido una buena temporada para el Barcelona. El club blaugrana,  hasta el momento, no ha rendido al nivel esperado y debe haber consecuencias. Necesitan un cambio de ciclo y, para ello, algunos jugadores tienen que abandonar el Camp Nou.


Estos son los jugadores que deberían marcharse de la Ciudad Condal:

1. Samuel Umtiti

La paciencia tiene un límite y Samue Umtiti ya lo ha cubierto. No se puede esperar a un jugador eternamente. El francés, desde la temporada en la que terminó por ganar el Mundial con Francia no ha vuelto a ser él mismo, En los últimos dos años no se ha acercado a su mejor nivel. Debe estar en la rampa de salida.

2. Arturo Vidal

Arturo Vidal ha sido uno de los protagonistas de los conflictos. Los jugadores están de su parte y parece que no sentó bien que Quique Setién le sustituyera en el Clásico. No es imprescindible, de hecho, es un suplente habitual. Tal vez lo mejor sea darle salida.

3. Arda Turan

El chiste de Arda Turan ha dejado de tener gracia. El futbolista nunca se esforzó desde que llegó al Camp Nou y nadie quiere saber nada de él. Al turco el Barcelona solo le interesa para recibir su salario mensualmente. No puede seguir ni un solo minuto más.

4. Martin Braithwaite

El parche que no tapa los agujeros. Llegó para suplir la baja de Dembélé y Luis Suárez, pero su nivel no es para un equipo que aspire a ganarlo todo. Lo lógico sería pensar que el danés se marchará cuando termine la temporada.

5. BONUS | ¿Riqui Puig?

Riqui Puig como bonus y entre interrogantes. No sabemos si debe salir o no, pero si no se le dan oportunidades en el primer equipo, lo mejor es que se marche, aunque sea cedido. El futbolista necesita minutos para demostrar que es el futbolista que todos dicen... o darle la razón a Ernesto Valverde.

6. Bartomeu, Abidal y Quique Setién

Josep Maria Bartomeu debe finalizar su etapa como presidente, el equipo se le ha descontrolado. Abidal tiene demasiados pufos como director deportivo del club. Quique Setién no ha sabido controlar al equipo y ha perdido la confianza del vestuario. Ninguno de los tres debería seguir.